Morena y Va por México, coalición integrada por el PAN-PRI-PRD, ya marcaron sus rutas para elegir a la o el candidato presidencial con el que competirán en las elecciones de 2024. Ambas opciones contemplan un método de elección de contemplan algunas fases o reglas que deberán cumplir los aspirantes al cargo, pero ¿qué tan parecidos son? Estas son las similitudes y diferencias de los mecanismos para elegir a los candidatos presidenciales.

Político MX te recomienda: PAN, PRI y PRD oficializan Frente Amplio por México: presentan método para elegir al candidato presidencial 

A fin de evitar cualquier sanción por la autoridad electoral, tanto Morena como la oposición han dado un nombre “especial” para el aspirante que llegado el tiempo se convertirá en el candidato. Del lado de Morena se le ha llamado “coordinador nacional de Defensa de la Transformación”, mientras que en la oposición se le ha denominado: “responsable nacional para la construcción del Frente Amplio Opositor”. 

Participantes 

En el Consejo Nacional de Morena se acordó que sería un mínimo de 4 y un máximo de 6 participantes para participar en el proceso interno; por ello se rechazó inscribir a la diputada federal, Yeidckol Polevnsky, quien fue una de las últimas en manifestar su interés por participar. 

Caso contrario en Va por México no hay un límite de aspirantes, se abrió la convocatoria para militantes y no militantes.   

Admisión de perfiles 

A través de una tabla comparativa realizada por el analista político, Juan Ortiz, de Lupa Legislativa, destaca que una de las diferencias es la admisión en Morena es a través de una invitación, mientras que en la oposición contemplan en una primera etapa un registro de los aspirantes, quienes deberán ser respaldados con entre 100 a 150 mil firmas. 

¿Campañas?

Como parte de los acuerdos del Consejo Nacional de Morena, desde el 19 de junio y hasta el 27 de agosto, las “corcholatas” recorren el país con el objetivo de ganar popularidad para el proceso interno de la encuesta del partido guinda.

Mientras que el proceso de Va por México arranca este 4 de junio con los registros, donde los aspirantes tendrán que captar el apoyo de mínimo 100 mil personas que los apoyen. Marko Cortés, dirigente nacional del PAN, perfila que dure 20 días, por ello se espera que la búsqueda de “simpatías” de la oposición  pueda realizarse entre el mes julio y hasta principios de agosto.   

Plataformas para la difusión 

Las “corcholatas” en sus recorridos realizan eventos con simpatizantes denominados normalmente “Asambleas Informativas”. Mientras que Va por México se harán diferentes participaciones en las diferentes etapas. En la segunda etapa se hará un foro en el que los aspirantes expondrán su visión de país y en la tercera etapa contempla cinco foros regionales. 

Depuración de aspirantes y método 

Morena inició con 6 aspirantes y esos mismos llegarán a la etapa final, donde habrá una encuesta realizada por la Comisión de Encuestas de Morena, más 4 encuestas espejo, propuestas por los aspirantes, tras un sorteo.  

Caso contrario el de Va por México, este sí será un proceso de depuración: En la primera se inscribirán los interesados ante la Comisión de Registros de los partidos políticos, donde quienes tengan el respaldo suficiente pasarán a la siguiente etapa.

En la segunda etapa participarán en estudios de opinión pública, de donde saldrán solo tres perfiles que tengan mayor respaldo social. Finalmente en la tercera y última etapa habrán nuevas encuestas sobre la percepción de los finalistas y el 3 de septiembre se hará una consulta directa a los ciudadanos previamente registrados en la plataforma y ese día se dará a conocer al candidato. 

Fecha de designación 

Va por México se adelantará y dará a conocer el 3 de septiembre al responsable nacional para la construcción del Frente Amplio, y Morena lo hará 3 días después, el 6 de septiembre. 

Financiamiento 

En el anuncio de Va por México del método de elección no se habló sobre financiamiento, pero hace unas semanas, Marko Cortés consideró que serían los aspirantes quienes solventarán sus propios recursos.

Morena puso a la disposición de las “corcholatas” 5 millones de pesos para pagar los gastos generados en los recorridos que realizan por el país, donde el único que rechazó el apoyo fue el exsecretario de Gobernación, Adán Augusto López y otros perfiles como el diputado con licencia, Gerardo Fernández Noroña, durante sus eventos simpatizantes a su proyecto venden artículos paras solventar estos recursos.