Migración y fentanilo, los temas que convierten a México en la 'piñata política' de EUA rumbo a su elección presidencial

Se tiene previsto que la cuestión alrededor de la seguridad fronteriza en los Estados Unidos vuelva a jugar un papel determinante en las próximas elecciones presidenciales.

Migración y fentanilo, los temas que convierten a México en la 'piñata política' de EUA rumbo a su elección presidencial
Migración y fentanilo, los temas de EUA con México
Político MX

La conclusión del Título 42, una restricción sanitaria impuesta por el gobierno de los Estados Unidos a raíz de la pandemia del COVID-19, dio paso a una nueva era para la política migratoria estadounidense. Miles de migrantes se congregaron en los distintos puntos de acceso de los Estados Unidos para poder cruzar la frontera, cuestión que mantuvo alerta al gobierno estadounidense, así como también al gobierno mexicano. 

Esta situación parece asemejarse a lo que sucedió hace 7 años, cuando Donald Trump logró salir victorioso en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos en 2016. Con esto me refiero a que la seguridad fronteriza se está volviendo un tema muy relevante para las elecciones estadounidenses, y, como sucedió durante el triunfo del magnate neoyorquino, este tema podría definir, en gran medida, los comicios presidenciales.

Aquí es donde entra nuestro país. México, al ser el vecino geográfico de los Estados Unidos, mantiene una relación muy especial con la Unión Americana. Es claro que esta relación no es perfecta, pero, por lo menos, desde las anteriores elecciones, se ha mantenido cierto respeto, y la diplomacia ha sido la herramienta predilecta de ambos gobiernos para resolver las diferencias. Sin embargo, como sucedió en la primera ocasión que Trump se lanzó por la presidencia, los Estados Unidos Mexicanos se han convertido en el objetivo de los republicanos para generar polémica, y así, ganar popularidad electoral. 

Político MX te recomienda: Guía para entender qué pasa con los migrantes en la frontera de México con EUA

Ahora bien, como se mencionó anteriormente, la crisis migratoria será un tema primordial para las elecciones presidenciales de EUA, pero ahora, hay otra crisis que acompañará a la migración como asunto central. En los últimos meses, el fentanilo ha sido el motivo de los choques entre México y Estados Unidos, pues las muertes causadas entre los ciudadanos estadounidenses por el consumo de esta droga sintética ha permitido que gobernadores, como Greg Abbott, de Texas, y Ron DeSantis, de Florida, así como también legisladores, como Lindsey Graham, senador por Carolina del Sur, Dan Crenshaw, representante por Texas, y recientemente, John Neely Kennedy, senador  por Louisiana, atacaran al Gobierno de México al exigir que la Casa Blanca implemente un plan de intervención militar para enfrentar a los cárteles mexicanos, lo que, según los republicanos, ayudará a acabar con el tráfico de fentanilo hacia el territorio estadounidense. 

Tal como lo señalan Trip Gabriel y Reid J. Epstein, periodistas estadounidenses que colaboran con el diario The New York Times, la percepción de caos en la frontera sur de EUA es un “riesgo político”, que sin dudar, los republicanos utilizarán para golpear a nuestro país y, obviamente, a Joe Biden, quien, probablemente, buscará la reelección en 2024. 

De igual forma, el internacionalista mexicano, Elías Camhaji, y la periodista española, Macarena Vidal Liy, escribieron en un artículo publicado por El País que, en medio de una profunda crisis de salud pública, el ala radical del Partido Republicano ha hecho de una droga sintética la piedra angular de su estrategia previo a las elecciones de 2024. En este sentido, señalan que el fentanilo se ha establecido como el nuevo protagonista de la guerra contra el narcotráfico y del conflicto entre los sectores más conservadores de EUA y el gobierno mexicano.

Tras lo anterior, es fácil deducir que, desde la perspectiva de los simpatizantes de Donald Trump y otros republicanos de línea dura, México es el principal culpable de la crisis de fentanilo, pues consideran que el gobierno mexicano no hace lo suficiente para mitigar el problema. La estrategia de seguridad implementada por el presidente Andrés Manuel López Obrador tampoco les parece efectiva para combatir a los cárteles mexicanos, ya que aseguran que AMLO prefiere “abrazar” a los criminales que enfrentarse a ellos con “balazos”.

Ante todo lo señalado en los párrafos anteriores, es posible tener la siguiente conclusión: México se volverá a convertir en la "piñata política" de las elecciones presidenciales de los Estados Unidos en 2024. Será interesante observar cómo se desarrolla esta situación, pues hay que recordar que en México también se llevarán a cabo elecciones federales, en donde nuestro país decidirá quién será el nuevo presidente de la República, por lo que está cuestión será fundamental para las personas que ocupen las candidaturas del oficialismo y la oposición, pues tendrán que demostrar que tienen el temple y la capacidad para enfrentar los embates electorales que, seguramente, llegarán desde el vecino del norte.