Un grupo de militantes de Morena iniciaron una huelga de hambre en rechazo a las presunta “imposición” de candidatos a diferentes cargos de elección popular en Colima. Con una protesta en la sede nacional y estatal del partido, acusan intromisión de la gobernadora Indira Vizcaíno en los procesos de selección de candidatos.

Simpatizantes de Martha Zepeda del Toro se manifestaron en las sede del Comité Directivo estatal de Morena en Colima y también en la sede alterna de Morena en la CDMX.

Con tiendas de campaña, los manifestantes instalaron un plantón con la demanda de que sea transparente la elección de candidatos a diversos cargos de elección popular a nivel federal y local que estarán en disputa en las elecciones del próximo 2024.

Los morenistas justificaron su protesta al acusar que la dirigencia de Morena en Colima realizó “ alianzas perversas con personajes corruptos de la política en la entidad, los cuales no tienen otro fin que terminar con la 4T y convertir el movimiento en un grupo político corrupto más”.

Por ello, los simpatizantes de Morena en Manzanillo “nos vemos obligados a comenzar con este ayuno”, dice uno de los volantes repartidos por los manifestantes con el que buscan rechazar “cualquier imposición de candidatos que el gobierno del Estado o la Federación pretenda realizar”.

Entre los señalamientos de los inconformes se encuentra la persecución política en contra de la exsecretaria del Ayuntamiento de Manzanillo, Martha Zepeda del Toro.

Zepeda del Toro aspira a la candidatura de Morena para el municipio de Manzanillo, cargo que también pretende Rosa María Bayardo Cabrera, actual titular del DIF y cercana a Indira Vizcaíno.