Partidos Políticos
amlo_notas27220517.jpg
AMLO y otros políticos presumen pruebas pero pocas denuncias
Lun 22 Mayo 2017 21:07

Es un “deporte” también entre los políticos mexicanos: amagar con presuntas pruebas de actuaciones ilícitas de sus rivales. Pero pocas veces son concretas o contundentes, ya ni hablar de denuncias que concluyen en sanciones. Eso sí, contribuyen al ruido mediático, a la grilla más pura y a evitar el debate real de ideas y propuestas.

Ejemplos sobran y son por demás recientes. Basta ver lo que generó el que Andrés Manuel López Obrador presumiera presuntos documentos, no oficiales y por comprobar, con los cuales se revelaría una operación política de integrantes del Gobierno Federal para, según él, orquestar “un fraude electoral en el Estado de México” el próximo 4 de junio.

Esta práctica la conoce bien el propio López Obrador, pues él mismo lo padeció hace poco más de un mes en Veracruz: el gobernador, Miguel Ángel Yunes, aseguró que Morena recibió recursos públicos por parte de la anterior administración del estado encabezada por Javier Duarte, a razón de hasta 2.5 millones de pesos mensuales.

Buena parte de esa acusación se sustentaba en un audio con duración de dos minutos con siete segundos donde  se describe como supuestamente López Obrador recibía beneficios de Javier Duarte; sin embargo, allí no había una referencia directa ni estaban identificados plenamente los interlocutores.

Yunes Linares ya había aplicado esta estrategia cuando en entrevista como candidato a la gubernatura el 12 de octubre de 2016 señaló que contaba con pruebas “que cimbrarían a México entero” cuando se dieran a conocer. Finalmente aportó algunos documentos sobre la corrupción y desvíos practicados por Javier Duarte pero nada que derivara en alguna ruptura.

Otros casos pueden enumerarse pero la autoridad señala lo pertinente: que se haga la denuncia correspondiente ante instancias como la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade).

Allí está de nuevo una historia reciente como la de la diputada de Morena en Veracruz, Eva Cadena: mucho se habló y se señaló, pero fue hasta que la propia Fepade así como la Fiscalía estatal actuaron de oficio, es que ya está en marcha un juicio de procedencia para desaforarla.

A fin de cuentas, los políticos incurren en lo que ellos mismos advierten es uno de los mayores problemas de la sociedad mexicana: la falta del Estado de derecho y la impunidad constante ante las denuncias presentadas.