Internacional
eua_notas10240717.jpg
Peleas y espionaje: razones de las renuncias en equipo de Trump
Lun 24 Julio 2017 13:00

El equipo de Donald Trump es relativamente compacto, en los seis meses que lleva el presidente al frente de Estados Unidos ha tenido una lista nutrida de renuncias de funcionarios que han dejado sus cargos en su mayoría por diferencias con el empresario o con otros integrantes de su equipo. 

Los que renunciaron:

Michael Flynn: el exasesor de Seguridad Nacional fue la primera renuncia relevante en el equipo de Trump. Se vio obligado a dejar el cargo el 13 de febrero de 2017 después de que medios dieran que conocer que se reunió con el embajador de Rusia durante la campaña electoral y levantó sospechas respecto a posibles negociaciones fuera de la ley. 


Michael Dubke: fue nombrado por Trump director de Comunicaciones de la Casa Blanca al inicio de su gobierno pero el 30 de mayo presentó su renuncia. No dio una razón específica pero medios estadounidenses reportaron que tuvo diferencias con los asesores cercanos a Trump. 


Walter Shaub: fue director de la Oficina de Ética Gubernamental desde la gestión de Barack Obama. Trump lo mantuvo en el puesto y desde el inicio tuvo enfrentamientos con el equipo cercano del republicano, incluso enviando largos documentos explicando sus facultades para indagar las acciones éticas de los funcionarios. Presentó su renuncia el 6 de julio usando la frase “la administración de Trump está cercana a ser un hazmerreír en cuestiones éticas”. 


Mark Corallo: el especialista en temas de comunicación fungía como vocero del equipo de abogados que acompañan a Trump en las indagatorias que hacen en su contra por la posible intromisión de Rusia en las elecciones de 2016. Según reportes de medios, Corallo decidió dejar el cargo al no estar de acuerdo con la estrategia legal que siguen los abogados de Trump e hizo pública su salida el 20 de julio. 


Sean Spicer: después de Flynn, probablemente la salida de Spicer es la renuncia de mayor tamaño en el equipo de Trump. El exvocero de la Casa Blanca y exsecretario de Prensa renunció luego de que se nombrara a Anthony Scaramucci como director de Comunicaciones de la Casa Blanca. Ambos puestos tendrían que trabajar de la mano y Spicer no congenió con Scaramucci y prefirió renunciar. 

Medios aseguran que Trump está molesto con fiscales del FBI