Minuta Política
Graco y Silvano intentan tirar a Barrales pese al poco apoyo en el PRD
MOISÉS PABLO / CUARTOSCURO.COM

Graco y Silvano intentan tirar a Barrales pese al poco apoyo en el PRD

Mar 22 Noviembre 2016 23:25

Por llegar a la presidencia nacional del PRD en un consenso forzado entre corrientes, Alejandra Barrales enfrenta a dos grandes opositores a sus decisiones dentro del partido: los gobernadores Graco Ramírez y Silvano Aureoles, con el apoyo de Arturo Núñez.

Precisamente son las decisiones o la falta de definición respecto a las alianzas electorales del 2017 lo que, en un primer punto, molesta a los mandatarios de Morelos, Michoacán y Tabasco sobre su dirigente, quien no ha brillado por sus propuestas con la militancia o pugnado por mejorar la imagen del partido.

Previo a la asignación definitiva del presupuesto para el próximo año, Barrales Magdaleno arropó a los mandatarios en una reunión con el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, pero no consiguieron los recursos esperados.

También te puede interesar: Gobernadores se ven muy chiquitos cuando pelean, aseguran senadores PRD.

Ni Silvano o Graco cuentan con grandes apoyos dentro del partido y sus corrientes, a quienes no les distraerá complacer a los mandatarios para quitarla de la presidencia, y seguro los ocupará en asentar o desechar las alianzas con el PAN para el Estado de México y no en provocar ruido interno en el Sol Azteca.

Pese a que parecieran palabras de los panistas con la exigencia del “piso parejo”, el bloque de gobernadores quiere condiciones de equidad electoral para designar al candidato presidencial de la izquierda en el 2018.

  DESCARGA NUESTRA APP

De acuerdo a las encuestas y por su exposición como Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Mancera resultó ser el perredista más popular y “candidateable”, pero no milita en el partido y es una figura cercana a la lideresa nacional. Sus críticos también ven esa cordialidad entre ambos como una posible línea sucesora en la capital del país.

Aunque el quintanarroense Carlos Joaquín llegó a la gubernatura en alianza PAN-PRD, con él no hicieron distinción en invitarlo al grupo y con Mancera sí. Para defender la reunión, alegaron que en agosto del 2017 los estatutos del Sol Azteca marcan que se organice la elección interna y en octubre esté ya en funciones la próxima dirigencia.

También te puede interesar: Reunión pro PRD no contra Mancera: Graco Ramírez.

Sin novedad, el Jefe de Gobierno minimizó el desaire al igual que Alejandra Barrales, quienes declararon por separado que los gobernadores perredistas están en todo su derecho de reunirse, sugerir, hacer peticiones y esperar resultados.