Internacional
02_pelosi_trump_bb310119.jpg
Fotos: NYpost/clarin

Claves del juicio político contra Trump: ¿qué sigue?

Jue 31 Octubre 2019 17:30

Se abrió una nueva puerta para que avance el proceso de juicio político contra Donald Trump. Lo primero es que un testigo clave en el caso, el teniente coronel Alexander Vindman, experto en Ucrania del Consejo de Seguridad Nacional, dijo ante el Congreso que el gobierno de Trump presionó a Kiev para indagar al exvicepresidente Joe Biden. Lo segundo es que la Cámara de Representantes, donde dominan los demócratas, avaló formalizar las investigaciones para el probable juicio político contra el magnate.  

¿Qué es un juicio político?

Se trata de un proceso que permite al Congreso juzgar a la figura presidencial por: traición, soborno y otros delitos.

El contexto 

Salió a la luz una llamada telefónica entre Trump y el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, en la que el mandatario estadounidense presuntamente le pidió apoyo para investigar a su rival demócrata Joe Biden y a su familia por sus negocios en territorio ucraniano.

Así que en septiembre pasado, la líder demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, anunció el primer paso para llevar a un juicio político al magnate. Aquí los posibles escenarios. 

trump_jucio_politico_avances_la_311019

¿Cuáles son los pasos del proceso en el Congreso?

En la Cámara de Representantes se formarían seis comités especiales, los que lleven a cabo una investigación, la cual puede dar como resultado dos escenarios:

1.Si se determinan que los hallazgos o las pruebas son insuficientes, el tema no pasa a mayores y Trump continuaría con su encargo.

2.Si se determinan que hay elementos suficientes, los legisladores votarían por la realización del juicio político.

De no obtener la mayoría de la votación el magnate continuaría en su cargo. Pero si la mayoría de miembros de la Cámara vota a favor, el magnate sería acusado y su caso turnado al Senado.

¿Qué sigue en el Senado?

En el Senado se establecerían las reglas y se celebraría el juicio formalmente. Estaría encabezado por el presidente del Tribunal Supremo de los Estados Unidos y se elegiría un grupo de legisladores, algunos como fiscales y otros como jurado. Durante esa etapa Trump tendría contaría con un abogado.

Los senadores deberán escuchar la evidencia presentada, luego vendría un veredicto final que se daría en sesión pública. En ese punto habría dos posibilidades:

De no lograr los dos tercios necesarios de votos para declararlo culpable seguiría con su cargo. Pero de alcanzar los dos tercios o más Trump sería destituido.

En ese sentido Trump aseguró que todo se trata de una “cacería de brujas”, pese a que se filtraron sus llamadas con su homólogo de Ucrania, mismas que la Casa Blanca acusó “fueron sacadas de contexto”.

Otros presidentes llevados a juicio político

El caso del magnate no es el primero que sucede de ese tipo, pues otros tres presidentes fueron llevados a juicio político, resultando dos de ellos absueltos. Andrew Johnson, en 1868; Bill Clinton, en 1998 y Richard Nixon, quien renunció en 1974 para evitar ser acusado.

Sin embargo, para muchos el tema de la destitución no prosperaría al seguir ese proceso, pues pese a que la Cámara de Representantes, está liderada por los demócratas, el caso pasaría al Senado que cuenta con una mayoría republicana.

Congreso de EUA avala investigación vs Trump con miras a destitución