Internacional
12_elecciones_eua_280120_km.jpg
Fotos: NPR y la Silla Rota

Elecciones EUA 2020: guía básica para saber cómo eligen presidente

Mar 28 Enero 2020 20:55

En la agenda política de este 2020, el martes 3 de noviembre es clave porque millones de electores en Estados Unidos acudirán a las urnas. Para llegar a ese momento hay que ir por una larga ruta crítica para elegir entre un candidato republicano, como sería el propio Donald Trump en busca de la reelección, o un demócrata que busca llegar a la Casa Blanca. Entender paso a paso el proceso y tomar en cuenta las fechas cruciales nos hará comprender la importancia de dicha elección.


Democracia americana

De inicio hay que entender que EUA es una democracia indirecta; los ciudadanos no votan directamente por el presidente sino que eligen a los miembros de un Colegio Electoral que serán los encargados de definirlo.

Los miembros del Colegio Electoral se denominan compromisarios o electores. Cada estado recibe una cantidad de electores en función de su población, que es igual al número total de senadores y representantes que tiene en el congreso. Cada elector emite un voto y el conjunto de electores conforma el Colegio Electoral; en total son 538 electores, de manera que el candidato que obtenga 270 votos o más, ganará la presidencia.

Aunque existen poco más de 20 partidos, solo hay dos a nivel nacional con influencia, alcance, estructura y que han conformado la democracia de ese país en más de 200 años: el Demócrata y el Republicano. Sus procesos serán diferentes, si es que alguno de ellos tiene la presidencia. En esta ocasión el aspirante demócrata deberá definirse entre varios aspirantes, pues Trump buscará la reelección, lo que no exenta que cumpla ciertos requisitos.


Etapa 1: primarias y Caucus

Quienes busquen ser el candidato de uno u otro, literalmente, tiene que ir casa por casa, calle por calle para convencer a sus militantes y a los ciudadanos interesados de que son la mejor opción. A partir del 3 de febrero con los “caucus” en Iowa inicia el complicado proceso:  

- Elecciones primarias, que consisten en una votación secreta tradicional. Estas pueden ser partidistas y no partidistas.

- Las asambleas de partidos o “caucus” en las cuales los afiliados se reúnen, discuten y votan por el que crean que será el mejor candidato; resultan más “deliberativas” porque permiten mayor debate, suelen convocar a menos votantes porque requieren más tiempo y compromiso.

En ambos casos lo que realmente se define son “delegados”, quienes representarán a cada estado en las Convenciones Nacionales de ambos partidos. Ellos ya llevan la consigna y la intención de votar por determinado aspirante.


Es así que mientras en Iowa realizan “caucus”, en New Hampshire inician las elecciones primarias como tal el 11 de febrero. Un día fundamental es el llamado “Súper Martes” del 3 de marzo; se realizan primarias de Alabama, Arkansas, California, Colorado, Maine, Massachusetts, Minnesota, Carolina del Norte, Oklahoma, Tennessee, Texas, Utah, Vermont, primarias demócratas en Virginia y  caucus en Samoa Americana. Por esa cantidad de procesos es como se le considera un “Super Tuesday”.


Etapa 2: definiciones

Es así que de marzo a julio las primarias y “caucus” establecen a los delegados que asistirán a sendas reuniones:

- Del 13 al 16 de julio: Convención Nacional Demócrata  en Milwaukee, Wisconsin.

- Del  24 al 27 de agosto: Convención Nacional Republicana en Charlotte, Carolina del Norte.

Las convenciones son apoteósicas y espectaculares reuniones donde cada estado hace patente su deseo por que uno u otro aspirante sea el candidato presidencial, aún y si es el presidente en turno que busca reelegirse. Porque además de mostrar “el músculo”, la unidad y la fortaleza partidista, se construye la plataforma partidista a defender en dicha elección presidencial así como en la renovación correspondiente del Congreso.


Ya con los candidatos definidos, tanto por demócratas como por republicanos, comienzan las campañas que deben ser muy precisas para visitar los estados que requieren matemáticamente para alcanzar esos 270 votos del Colegio Electoral. No recorren los lugares que saben que ya tienen en la bolsa; para ello están los aspirantes a congresistas.

A ello colaboran también los debates presidenciales que se transmiten a nivel nacional; en esta ocasión se perfilan cuatro discusiones:

- 29 septiembre

- 7 de octubre

- 15 de octubre 

- 22 de octubre


Etapa 3: la elección general

Llegará entonces el 3 de noviembre donde los ciudadanos van a las urnas, donde en rigor la boleta les indica que votarán por los electores que respaldarán a la fórmula de presidente y vicepresidente, ya sea de los demócratas o los republicanos. 

Reiteramos que cada uno de los 50 estados tiene un número específico de votos electorales: por ejemplo Texas tiene 38; California 55, Nueva York y Florida 29 cada uno, etcétera.

Esa misma noche, las encuestas y proyecciones de los principales medios noticiosos hacen sumas y establecen proyecciones, de tal manera que en cuanto un candidato alcanza cierto número de estados que le dan la suma mágica de 270 votos electorales, se le da por ganador. El otro contendiente, como lo marcan las tendencias, tendría que reconocer su derrota. 


Etapa 4: Colegio Electoral y toma de posesión

Establecidas las cuentas oficiales, los integrantes electos del Colegio Electoral acuden al Senado en diciembre donde emiten los votos de cada estado y ahí se hace la cuenta definitiva para emitir la declaratoria oficial de ganador.

De ahí lo que resta es la toma de posesión el tercer lunes de enero afuera del Capitolio; esto tiene que hacerse aún cuando sea el actual mandatario el ganador, pues debe realizar el juramento de ley para un segundo proceso. Así termina un largo camino de prácticamente un año para elegir al político más poderoso del orbe.

Etapas de la elección presidencial EUA 2020

Hillary Clinton: EUA no puede 4 años más con Trump, haré lo posible