Internacional
arte_cambios_mundo.jpg

EUA, Brasil y Unión Europea con grandes desafíos para 2019

Mié 26 Diciembre 2018 05:00

Por Maru De Aragón

@MaruDeAragon

Los graves problemas políticos y legales de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, el debilitamiento del dirigente francés, Emmanuel Macron, la salida del poder de la canciller alemana Angela Merkel, el Brexit, el auge nacionalista en Europa y el arribo del ultraderechista Jair Bolsonaro, a la presidencia de Brasil presagian, entre muchos otros temas, un 2019 turbulento y crucial.

En la Casa Blanca hay preocupación por el hecho de que el fiscal especial Robert Mueller, ya tenga información suficiente sobre la presunta injerencia de Rusia en la elección que dio la victoria a Donald Trump en las elecciones de 2016 y comience el año haciendo más imputaciones o que incluso presente un informe final.  Se espera que en febrero, se dicte sentencia a Paul Manafort, exjefe de campaña de Trump. Recientemente fue condenado a tres años de cárcel su abogado personal, Michael Cohen

De acuerdo con la cadena CNN Trump le confió a uno de sus más cercanos colaboradores que teme ser llevado a juicio político. Según esta fuente, Trump lo ve como una “posibilidad real”.


Además de la trama rusa, Trump llega debilitado al nuevo año, en el que comenzará la efervescencia política de cara a las elecciones presidenciales del 2020 debido a que los demócratas ganaron el control de la Cámara Baja, en noviembre pasado, y han asegurado que bloquearán muchas de sus políticas. Una encuesta realizada por elChicago Tribune, después de estos comicios, indica que el 39% de los electores que votaron por los demócratas lo hicieron, en gran medida, porque quieren que Trump sea enjuiciado.


En cuanto a Europa, el 2019 presenta enormes desafíos. Emmanuel Macron, presidente de Francia, está muy desgastado como resultado de las recientes manifestaciones masivas contra sus políticas económicas y sociales. Se teme que con la próxima salida del poder de Angela Merkel, canciller de Alemania, se debilite aún más y quede totalmente incapacitado para hacer realidad su sueño de la “refundación de una Europa soberana, unida y democrática”. 

macron arte

En un contexto de falta de liderazgo conjunto de Alemania y Francia, la Unión Europea tendrá que enfrentar la salida de la Gran Bretaña del bloque. La salida se ha complicado más de lo previsto debido a las continuas postergaciones de la votación del acuerdo de retirada en el Parlamento británico. Por ahora, el 29 de marzo, es la fecha pactada para que el Reino Unido se convierta en el primer país que abandona el proyecto europeo con 6 décadas de historia. 

Sin embargo, el New York Times señala que, tras bambalinas, se habla de la posibilidad de convocar a un segundo referendo. El argumento sería que, en el 2016, no se informó con claridad a los votantes sobre las consecuencias de este “divorcio”. Otro foco rojo es que en mayo se celebrarán elecciones en el Parlamento Europeo en momentos de auge de los nacionalismos con la migración como telón de fondo. 

El manejo de la crisis migratoria y de refugiados dividió al bloque europeo como lo demuestra la caída de la hasta entonces influyente y poderosa canciller Merkel y el rechazo de 7 países europeos a firmar el pacto sobre migración de la Organización de las Naciones Unidas, ONU. Las elecciones parlamentarias de mayo serán un enfrentamiento entre europeístas y nacionalistas y ultraderechistas como Hungría, Polonia, Rumania, Austria e Italia. Jonathan Faull, ex director general de la Comisión Europea advierte que la UE enfrenta una profunda crisis política debido a que “está siendo atacada desde dentro, en sus fundamentos”.

En Brasil, donde el ultraderechista Jair Bolsonaro asumirá la presidencia el 1 de enero de 2019, hay preocupación debido a que su personalidad autoritaria, racista, machista, misógina, homofóbica, tiene polarizado a un país que está entre los más violentos del mundo con 170 asesinatos por día, según el Foro Brasileño de Seguridad Pública. Otra cuestión inquietante es la presencia cada vez mayor de militares en el nuevo gobierno. 

El propio Bolsonaro declaró en una ocasión que el período de la dictadura dio prosperidad económica y seguridad a los ciudadanos. En el terreno económico, ha prometido que, una de sus primeras acciones, será reducir el tamaño del aparato del Estado y de la burocracia federal. Sin embargo, muchos temen que afecte a los programas sociales puestos en marcha por el ex presidente Luiz Inácio Lula Da Silva ahora en prisión acusado de corrupción.

Importantes académicos del mundo entero, como el lingüista estadounidense Noam Chomsky han advertido que Bolsonaro representa una amenaza para la libertad, los derechos humanos y para la joven democracia brasileña que surgió luego de la dictadura militar que gobernó el país entre 1964 y 1985.

¿México cede a presiones de Estados Unidos?