Internacional
lula_da_silva_notas250118.jpg
Creative Commons Search

Lula buscará Presidencia de Brasil pese a condena por corrupción

Jue 25 Enero 2018 14:58

A menos de 24 horas de ser ratificada y aumentada la condena por corrupción a Luiz Inácio Lula da Silva, el Partido de los Trabajadores (PT) cerró filas y lanzó oficialmente su candidatura a la Presidencia de Brasil, una estrategia que el mandatario aseguró que no es “para protegerse” de la justicia.

“No estoy queriendo ser candidato para protegerme. Mi protección es mi inocencia”, dijo Lula ante la comisión nacional del PT, reunida en Sao Paulo y en la que participó la plana mayor de la formación política de izquierda brasileña.

“Lo que me indigna es que estamos siendo víctima de una trama premeditada”, agregó al acusar a los magistrados, a la policía federal, a la Fiscalía y a la prensa del país de querer dejarle fuera de la carrera hacia un tercer mandato presidencial.

“No hay ninguna razón para respetar la decisión [judicial] de ayer”, aseveró, lanzando un desafío a la Justicia, que podría no solo inhabilitarlo por la condena a 12 años y un mes de prisión por corrupción y lavado de dinero, sino también desembocar en su ingreso en prisión en los próximos meses.

“No puedo aceptar que cualquier canalla en este país me llame ladrón”, aseveró, antes de que fuera aclamado por miembros de su partido al grito de “¡Brasil, urgente, Lula presidente!”.

La expresidenta Dilma Rousseff, destituida en 2016 por un juicio político que la izquierda considera un “golpe”, instó a “la lucha”.

“La lucha más decisiva es la que se hace en las calles”, dijo Rousseff, quien añadió: “lo que hay que hacer es: luchar, luchar y continuar luchando”.

De esta forma, el PT adopta la estrategia de cerrar filas ante Lula da Silva a pesar del riesgo que supone la condena en segunda instancia pronunciada, ya que podría dejar a la mayor formación de izquierda del país sin candidato a meses o incluso semanas de las elecciones, cuya primera ronda se celebrará el 7 de octubre.

El PT y el propio Lula da Silva optan de esta forma por hacer frente a la decisión judicial por medio de la movilización social, amparados por las encuestas y sondeos que dan al expresidente una intención de voto de 36 por ciento, por delante de cualquier otro candidato del espectro político brasileño.

Maduro irá por la reelección en 2018, confirma vicepresidente