Internacional
arte_mexico_eua_migracion.jpg

¿México cede a presiones de Estados Unidos?

Dom 23 Diciembre 2018 13:05

Por Maru De Aragón

@MaruDeAragon

México ha cedido a las presiones de la administración de Donald Trump de Estados Unidos. El Departamento de Seguridad Interna (DHS por sus siglas en inglés) ha comunicado al gobierno mexicano que tiene la intención de poner en marcha una sección de su Ley de Inmigración y Nacionalidad que le permitirá enviar a extranjeros –no mexicanos– a nuestro país mientras se procesan sus solicitudes de asilo en EUA

La secretaria Kirstjen Nielsen señaló que el objetivo de esta medida es impedir que la gente que está tramitando su solicitud de asilo dentro de Estados Unidos, encuentre la manera de permanecer ilegalmente en el país. Nielsen calificó la decisión como “histórica” debido a que, a partir de ahora, se controlará la crisis de migrantes ilegales”. La antigua política de “atrapa y libera” se convertirá en “atrapa y regresa”, enfatizó Nielsen.

trump discurso amlo epn migrantes

El New York Times informa que la decisión fue notificada a México mediante cartas tanto del Departamento de Seguridad Interna como del chargé dáffaires en México, John S. Creamer. Las cartas indican que la devolución de extranjeros comenzara inmediatamente.

La Cancillería mexicana declaró que admitirá, por razones humanitarias el ingreso de extranjeros a nuestro país pero subrayó que será de manera temporal. Sin embargo, hay que considerar que los procesos de asilo en EUA tardan meses y hasta años en completarse. Pero aparentemente hay puntos de vista muy distintos dentro de la propia cancillería. Roberto Velásquez, uno de los portavoces, declaró, según el NYT, que esta medida no representa un acuerdo entre los dos países y que es “más bien una decisión unilateral de Estados Unidos a la que habrá que responder”.

Según este diario la decisión de México de aceptar a miles de extranjeros es vista como una capitulación por parte del gobierno mexicano ante las exigencias de Trump, quien hace dos semanas, dijo a través de un tuit, que México albergaría a los migrantes que buscan asilo en Estados Unidos.

Este anuncio ocurre dos días después de el gobierno mexicano anunciara con bombo y platillo que Washington se había unido a sus esfuerzos comprometiéndose a invertir miles de millones de dólares en Centroamérica con la esperanza de acabar con la pobreza, violencia y narcotráfico que expulsan a miles de personas que hacen hasta lo imposible para llegar a Estados Unidos.

El diario Los Angeles Times señalaba en su artículo sobre esta ayuda que era extraño que ni México ni Estados Unidos se refirieran, en ningún momento, a la intención de Trump de dejar a los migrantes en suelo mexicano. Expertos consultados indicaron que la ayuda anunciada por Washington tenía como objetivo empujar al gobierno mexicano a aceptar la exigencia de Trump de convertir a nuestro país en una “sala de espera”. 

Según Los Angeles Times, el gobierno de Trump ejerció una fuerte presión sobre Ebrard y otros funcionarios para que aprobaran el plan “Quédate en México” que establece precisamente que los indocumentados deberán permanecer en México mientras sus solicitudes de asilo son procesadas en Estados Unidos. Cabe recordar que, a finales de noviembre, la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero descartó la posibilidad de que México se convirtiera en un “tercer país seguro”.  

El panorama se complica ahora mucho más debido a que no solo se trata de los cerca de 9 mil centroamericanos varados en Baja California desde noviembre, sino de miles más que están en EUA y que serán enviados a México.

Además del sorpresivo anuncio de WashingtonTrump reitera que no ha renunciado a su idea de construir un muro en la frontera con México.

amlo_migrantes1200_notas18261118.jpg

Recientemente amenazó con ordenar al Ejército que lo construya e indicó que “México ya está pagándolo indirectamente con el T-MEC, Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá”. El Washington Post revela que Trump está decidido a cumplir con su promesa de campaña aún sin el apoyo del Congreso. La secretaria de Prensa, Sarah Sanders, declaró que hay un grupo de abogados que está analizando de dónde se pueden obtener fondos sin violar la ley.

Hasta ahora, México ha evitado caer en provocaciones en lo que toca al tema del muro. El canciller Marcelo Ebrard insiste en que el muro fronterizo no ha sido ni será tema de discusión en la política exterior del nuevo gobierno. Sin embargo, dice el NYT, no se sabe aún si la decisión de Trump de convertir a México en una “sala de espera” para miles de migrantes, enfurecerá a México.

México no será tercer país seguro: AMLO y Ebrard