Internacional
trump_elecciones1200_notas30301018.jpg
Foto: The White House

México y migrantes, ‘villanos favoritos’ en elección de EUA

Mar 30 Octubre 2018 21:11

Como buen político, Donald Trump busca generar una agenda pública a favor de sus intereses, y si para ello tiene que crear "villanos” para atraer votantes a dicha causa, no hay consideraciones éticas o políticas que valgan. A poco más de una semana de las elecciones legislativas de medio término en Estados Unidos, los migrantes centroamericanos que avanzan por territorio mexicano a su frontera sur son la obsesión del inquilino de la Casa Blanca: busca demostrar que solo él y los republicanos pueden anular esa amenaza y dar seguridad. Que los electores estén preocupados por otros asuntos parece irrelevante.

Si atienden a las encuestas recientes, Trump y su partido deben estar preocupados. Un sondeo reciente del Centro de Investigación Pew, retomado por BBC News, indicó que 77% de los demócratas se mostraron más entusiasmados que de costumbre con respecto al voto en estas elecciones, en comparación con el 59% de los votantes republicanos.


Es así que puede comprenderse que con la prioridad de mantener la atención de los votantes concentrada en la inmigración ilegal durante la recta final hacia las elecciones, Trump asumió el tema de la caravana centroamericana como el pretexto perfecto; como “víctima colateral” el actual gobierno mexicano.


Durante los últimos días hemos asistido de nueva cuenta a incongruencias, actitudes maximalistas y propaganda pura, sobre todo vía Twitter:

- El 19 de octubre, tras el “portazo migrante” en los límites de Guatemala -México, amenazó con cerrar la frontera con México y con enviar a la guardia nacional a custodiarla si el gobierno saliente de Enrique Peña Nieto no logra cerrar el paso a los inmigrantes ilegales.

- Horas más tarde, durante un acto de campaña de cara a las elecciones de mitad de periodo, felicitó a México por el despliegue de policías federales en la frontera con Guatemala, al tiempo que culpó a la oposición del Partido Demócrata por la inmigración ilegal.

- Días después advirtió a los migrantes que no pisarán suelo de Estados Unidos y que el ejército los estará esperando. 

- En una entrevista Trump dijo que se levantarían “ciudades de carpas” para los solicitantes de asilo. “Serán muy bonitas y van a esperar y si no consiguen asilo, se van” presumió.


No puede dejar de dimensionarse la información de que el Pentágono se apresta a enviar 5,200 efectivos a la frontera con México; ese número duplica con creces el contingente de los que combaten al Estado Islámico en Siria, que suman 2,000.

Es  así que la realidad puede imponerse cuando los electores lleguen ante las urnas el 6 de noviembre. Una reciente encuesta de Fox News, reveló que los probables votantes están más interesados en temas como el seguro médico que en la inmigración o la seguridad fronteriza; por supuesto, una agenda donde Trump ha tenido escasas victorias.


A ello debe agregarse otras historias que sin duda han desgastado a su administración: la elección para la Corte Suprema de Brett Kavanaugh; la investigación por la interferencia rusa en las elecciones de 2016; así como las relaciones con Arabia Saudita y la desaparición del periodista Jamal Khashoggi.


Pero por lo pronto, en las jornadas que faltan, veremos a un Trump que insiste en “la amenaza” de varios grupos de migrantes que se acercan a su frontera; motivo de tensión con la administración saliente de Enrique Peña Nieto y, hay que decirlo desde ya, un foco amarillo para el gobierno que se instalará en México desde el 1 de diciembre.

Pompeo confía en que México repatrie a migrantes de caravana