Internacional
08_revueltas_otono_notas211019_ct.jpg
Fotos: Notimex/EFE/Getty

Otoño rebelde: ¿qué hay en común en Chile, Líbano, Cataluña y Ecuador?

Lun 21 Octubre 2019 20:11

El otoño de 2019 se tiñe de rebeldía en cuatro regiones del mundo, aparentemente sin conexión alguna, pero que tienen ciertas similitudes en cuanto a origen, actores y dinámicas políticas. En un mundo globalizado, donde las imágenes y la información nos llegan en tiempo real, bien vale adentrarse en los puntos medulares de lo que han vivido Chile, Ecuador, el Líbano y la región de Cataluña, en España, para entender lo que ocurre más allá de México.

Un boleto del Metro encendió la furia chilena

Aún está por resolverse por completo la situación en Chile donde suman 11 los muertos y dos mil 151 los detenidos como consecuencia de los violentos disturbios que se registran desde el viernes pasado; la crisis se desató cuando, por recomendación de un panel de expertos del Transporte Público, el gobierno del presidente Sebastián Piñera decidió subir el precio del pasaje del Metro en 30 pesos, llegando a un máximo de 830 pesos (el equivalente a 1.17 dólares aproximadamente). La medida afectaba a 3 millones de habitantes.

A modo de protesta estudiantes comenzaron a realizar "evasiones masivas" en el Metro, levantando torniquetes para ingresar a los andenes sin pagar. Muy pronto la violencia y el descontrol se desató en Santiago la capital nacional, Valparaíso y otras regiones; la actuación de los carabineros, su “Guardia Nacional” con un mayor sentido antimotines, dejó mucho qué desear lo que derivó en  67 elementos lesionados y 819 personas presentaron heridas de diversa consideración. También por primera vez desde el regreso de la democracia se hizo uso del Ejército.


A nivel político, la prensa y analistas locales piensan que el presidente Piñera tardó en reaccionar a las manifestaciones; se ha cuestionado que las autoridades se limitaron a amenazar con la Ley de Seguridad del Estado, calificando a los manifestantes de "delincuentes" en repetidas ocasiones.

Si bien el mandatario ya había anunciado que la medida original iba para atrás, el Senado aprobó por 39 votos a favor, y cero en contra, la iniciativa que congela las tarifas en el transporte público de Santiago. 


Apagar un incendio, justo con la gasolina: las lecciones de Ecuador

Los primeros doce días de octubre 2019 en Ecuador se recordarán como el de un incendio social desatado precisamente por el tema de las gasolinas: el presidente Lenín Moreno canceló los subsidios al combustible, lo que desató protestas sociales al grado que tuvo que mover su gobierno de Quito a Guayaquil, decretar un estado de excepción y el toque de queda. El saldo fue de al menos siete muertos, numerosos heridos y casi un millar de detenidos.

El Gobierno y el movimiento indígena ecuatorianos llegaron finalmente a un acuerdo para derogar el decreto 883; el acuerdo es que las autoridades elaborarán nuevas disposiciones con el objetivo de proteger de los efectos del ajuste a los sectores sociales más desfavorecidos.


Dentro y fuera del territorio ecuatoriano se advierte que es parte de la pugna de los proyectos políticos y económicos representados por el propio presidente Moreno y su antecesor, Rafael Correa, quien vive “autoexiliado” en Bruselas, Bélgica; el actual régimen recompuso las relaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y en febrero pactó un préstamo de 4, 200 millones de dólares a cambio de reformas estructurales.

El proyecto habilita la reducción de salarios y vacaciones en los empleados públicos; por lo mismo un ajuste en subsidios gubernamentales como el emitido era el proyecto a los combustibles. Por lo pronto Moreno aseguró que el próximo decreto garantizará que "los recursos lleguen a quienes realmente los necesitan".


Líbano: ¿un otoño de rebeldía y liberación?

Afectado por décadas de conflictos y tensiones en el corazón del Medio Oriente, el Líbano parecía ser una isla de estabilidad. Sin embargo sus ciudades y sus plazas han visto llenarse de miles de manifestantes desde hace 5 días por lo que parece un asunto trivial: el anuncio de varios impuestos, entre ellos uno de 5.4 euros mensuales a las llamadas de voz vía WhatsApp, generó la reacción en una nación de población joven que usa esas plataformas como parte de su vida cotidiana para comunicarse, estudiar e informarse.

Los manifestantes incendiaron neumáticos y bloquearon carreteras, pero no se registraron enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. De manera por demás inusual; el movimiento alcanzó las ciudades de Trípoli y Akkar, en el norte; la de Baalbek, en el este, y varias localidades costeras, incluyendo Tiro y Sidón, en el sur.


El efecto político también fue casi inmediato: el partido cristiano Fuerzas Libanesas, aliado del primer ministro Saad Hariri, anunció la dimisión de sus cuatro ministros, al argumentar que el "Gobierno es incapaz de tomar las medidas necesarias para solucionar la situación".

Luego de un ultimátum de 72 horas, el Gobierno aprobó de urgencia un paquete de reformas económicas que estaba pendiente desde hace meses; todos se pusieron de acuerdo en desbloquear los presupuestos para 2020, con un déficit de solo el 0.6% frente al 7% previsto para el vigente ejercicio y sin introducir nuevos gravámenes.

De acuerdo con los reportes de prensa, aparentemente el primer ministro había amenazado con dimitir si no se aprobaban en su integridad las cuentas para el año que viene, lo que agregaba el riesgo de acumular inestabilidad política a la incertidumbre económica. El efecto de las presiones en las calles.


Cataluña vuelta a despertar, mientras se llama de nuevo a elecciones

Las aguas se volvieron a agitar en la región catalana desde el lunes 14 de octubre cuando nueve líderes independentistas catalanes fueran sentenciados a penas de entre 9 y 13 años de prisión por el Tribunal Supremo español; los acusaron de sedición por su papel en un referéndum de independencia en 2017 que el Tribunal Constitucional dictaminó como ilegal.

Ese mismo día miles de manifestantes bloquearon las carreteras que conducen al aeropuerto de El Prat de Barcelona, un importante centro de transporte; más de 100 vuelos fueron cancelados  Desde entonces van 130 heridos, entre ellos un joven de 22 años que perdió un ojo debido al disparo policial de una bala de goma.

Los manifestantes consideran injusta la decisión del alto tribunal español y demandan una solución política y no judicial a la crisis catalana. Sin embargo, la mayoría de partidos españoles, incluidos el gobernante Partido Socialista y el principal partido de la oposición, el conservador Partido Popular, mostraron su respeto al fallo. 

La perspectiva no es de distensión pues el 27 de octubre se cumplirán dos años de que el Parlamento catalán hizo la declaración unilateral de independencia; quiene están a favor anunciaron que seguirán presionando por un nuevo referéndum sobre la secesión de España. Todo ello en medio de una nueva campaña electoral, ya que los españoles tendrán que volver a las urnas el próximo 10 de noviembre después de que no se llegara a ningún acuerdo para formar gobierno tras los comicios del pasado 28 de abril.


Pequeñas grandes similitudes; la incertidumbre, como única certeza

Expertos sociales y de cada una de las coyunturas en las respectivas regiones coinciden que el común denominador es que una sola decisión ya sea administrativa, económica o judicial basta para desatar las tensiones de desigualdad, falta de oportunidades o expectativas fallidas. A esto se suman una sociedad interconectada, muy participativa en redes sociales lo que les permite una capacidad de organización y de reacción diferente a la de otras épocas. Retratos comunes de la rebeldía y la protesta social en el siglo XXI.

Cataluña se ofrece como mediador entre España y México por Conquista