Internacional
trump_notas1101017.jpg
Gage Skidmore Trump lanza indirecta a Kim: ningún dictador debe subestimarnos
Dom 05 Noviembre 2017 08:57

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, comenzó este domingo la primera etapa de su gira asiática en Japón, en la que buscará mostrar con el primer ministro Shinzo Abe la fuerza de sus países frente la amenaza de Corea del Norte. Ahí lanzó una indirecta al líder de ese país al decir “ningún dictador debe subestimar a Estados Unidos”. 

Los dos líderes pasaron parte del primer día disfrutando de su pasión por el golf en un club de campo a las afueras de Tokio, en donde analizaron el tema de Corea del Norte, así como cuestiones comerciales durante su juego.

En su cumbre del lunes, es probable que Abe y Trump reconfirmen su postura compartida de aplicar la máxima presión posible sobre Corea del Norte para obligarlo a abandonar su programa de misiles y nuclear.

Abe ha expresado reiteradamente su apoyo a la posición de Trump de que todas las opciones, incluida la acción militar, están "sobre la mesa" en respuesta a Pyongyang, pero la visita de Trump le ofrece la oportunidad de reiterar su respaldo en persona, destacó la agencia Kyodo.

En tanto, Trump advirtió este domingo ante soldados estadounidenses y japoneses en la base aérea de Yokota, a unos cuarenta kilómetros al oeste de Tokio, que "ningún dictador" debería subestimar a Estados Unidos, en una alusión casi explícita a Corea del Norte.

También dijo que planea sostener conversaciones con el presidente ruso Vladimir Putin, a quien espera encontrar en una cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico en Vietnam durante su gira, y pedirle una mayor cooperación para controlar a Pyongyang.

"Creo que está previsto que nos reunamos con Putin, claro. Queremos su ayuda con Corea del Norte y vamos a estar reuniéndonos con muchos líderes diferentes", dijo.

Este viaje, el primero de Trump por la región y el más largo que ha efectuado un presidente estadunidense en 25 años, se produce después de meses de tensión entre Washington y Pyongyang.

Bush padre votó por Clinton y califica a Trump como un fanfarrón