Congreso
experredistas_morena1200_notas7030818.jpg

4 candidatos para coordinar diputados de Morena: qué ofrecen

Vie 03 Agosto 2018 19:31

Andrés Manuel López Obrador y Morena aún no cuentan con el personaje que encabezará uno de los espacios de poder más relevante tras el 1 de julio: el o la coordinador o coordinadora de su bancada en la Cámara de Diputados. Hay 4 candidatos formalmente registrados para ser considerados; ofrecen experiencia en el terreno legislativo, entendimiento de las promesas del virtual presidente electo para realizar y concretar buena parte de sus promesas. La diferencia está en el carácter, el nivel de conflictividad que pueden generar y la lealtad.

Hablamos de Dolores Padierna, Pablo Gómez, Alfonso Ramírez Cuéllar y Mario Delgado. Lo primero que llama la atención es que son cuatro expederredistas que todavía estuvieron en sus respectivas curules y escaños la Legislatura pasada; está pendiente convocar a una reunión en donde se definiría si hay una propuesta en concreto o si se debe votar entre los 191 futuros legisladores para definir a su coordinador.


A este respecto es la propia Dolores Padierna quien busca apurar el procedimiento. En reciente entrevista urgió a la dirigencia nacional de Morena a consensuar el nombramiento y evitar una votación “a navaja libre” que termine por dividir a la bancada.  Padierna aseguró que al menos 165 de los 191 integrantes del grupo le han expresado su apoyo, luego de que habló con ellos.

Precisamente Dolores Padierna ofrece su experiencia en temas legislativos, tener los documentos y las pruebas concretas para reformar o modificar el marco legal que esté a discusión; en las recientes entrevistas con medios asegura que “el oficio de la política se basa en el diálogo, hacer propuestas, además de instrumentarlas” Lo que tiene en contra es su pasado y su actitud, con tendencia al conflicto y a la confrontación; ¿qué tanto quiere arriesgarse López Obrador a contar con un liderazgo de ese tipo, sin llegar a un conflicto político o de parálisis para los cambios que pretende realizar?


En un sentido muy similar se muestra Pablo Gómez, exdirigente estudiantil y otro de los fundadores del PRD que se suma a la contienda. También cuenta con un largo expertise legislativo y amplia capacidad de liderazgo, además de que tiene muy claras las reivindicaciones que  la izquierda ha buscado por tantos años. A esto se suma una lectura muy precisa de cómo debe cambiar la cámara baja; lo delineó en una columna publicada en medios electrónicos:

- El Ramo 23 del Presupuesto de Egresos debe ser exclusivamente para aumentos de sueldos durante el ejercicio y ajustes de partidas ya incluidas en el mismo.

- El gasto discrecional debe ser sustituido por una política de modificación de programas y partidas sólo mediante ajustes propiamente presupuestales.

- En materia salarial se debe asegurar que los incrementos anuales a los mínimos general y profesionales siempre se fijen por encima del aumento de precios registrado en el año anterior más un porcentaje que compense lo que durante los 12 meses anteriores se hubiera perdido por la inflación.

- Los legisladores tienen que eliminar su propio fuero y el de los demás “políticos poderosos”.

- En cuanto al presidente de la República, este puede ser ahora sujeto a proceso por delitos del orden común (art. 108, 2º), pero solo por parte del Congreso. Lo que ahora es preciso modificar es que se puedan abrir en su contra procesos penales en los tribunales ordinarios.

- Considera que se requiere una reforma urgente de las comisiones investigadoras de las cámaras; advierte que nunca han llevado a cabo su cometido porque están limitadas al sector paraestatal y carecen de capacidad para hacer comparecer a cualquiera bajo protesta de decir verdad.


Contra Pablo Gómez opera de nueva cuenta esa actitud de revolucionario de los años sesenta, que bien puede generar más ruido y confrontaciones que no le sirve de mucho a  Morena y a su eventual presidente. Por ahí es que desde diferentes trincheras y medios Mario Delgado ha alzado la mano y tiene el registro correspondiente; admitió que le gustaría ser el coordinador, pero aclaró que dependerá del método que la dirigencia nacional del partido elija para este fin.

Delgado es un rostro relativamente novedoso, con la experiencia de haber sido secretario en la jefatura de gobierno del Distrito Federal con Marcelo Ebrard, de haber intentado ser su sucesor pero luego de la definición por Miguel Ángel Mancera, decidió ser una voz crítica pero discreta desde la cámara alta. No gusta de entrar en conflictos pero habrá quienes señalen que opta más por manejar sus intereses para quedar a medias, en debates que podrían haber sido más profundos.

Finalmente está Alfonso Ramírez Cuéllar, también de larga trayectoria en la izquierda legislativa: él incluso presentó su propuesta de austeridad para San Lázaro:

- Buscará reformar la Ley Orgánica de la Cámara baja, con lo que se pretende eliminar plazas de mandos medios y superiores, así como disminuir la cantidad de asesores.

- Revisará el número de comisiones, factores que, dijo, generan gastos innecesarios, y que podrían significar ahorros por casi dos mil millones de pesos.


A favor puede jugar su perfil discreto, aunque por haber sido uno de los dirigentes del movimiento “El Barzón” se podría pensar que caería en algún conflicto de interés; no tiene experiencia en el manejo legislativo sobre todo de una bancada tan amplia y de tanta relevancia como será la de Morena en esta LXIV Legislatura.