Congreso
14_batres_monreal_enojados_notas290819ct.jpg
Foto: Cuartoscuro/Notimex

Batres y Monreal disputan triunfo moral: resolución por Mesa Directiva

Jue 29 Agosto 2019 20:51

En un intento por poner orden y claridad entre los senadores de su bancada, el partido Morena alzó la voz y declaró como “viciado” el proceso hecho entre ellos para definir a Mónica Fernández como su candidata a la presidencia de la Mesa Directiva. Sin embargo, las declaraciones siguen en el tono de un conflicto declarado: Martí Batres y agradece la resolución; pero Ricardo Monreal pone de manifiesto que no respetaron plazos. Ambos disputan, según sus propias palabras, una “victoria moral y política”.


CNHJ abre un nuevo capítulo

La Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena (CNHJ) fue muy clara: ordenó reponer el proceso interno de los senadores, de donde se definió a  Mónica Fernández como candidata a presidir la Mesa Directiva del Senado; determinó que el proceso estuvo “viciado” y por lo tanto debe invalidarse.

Su principal argumento también no deja lugar a dudas: originalmente solo habían sido convocados legisladores de Morena, pero a fin de cuentas se permitió que votaran también senadores del Partido Encuentro Social (PES).

“La participación indebida del Partido Encuentro Social en asuntos internos vulnera flagrantemente la autonomía de nuestro instituto político y debe tenerse como un elemento que, de manera indudable, vició el proceso de elección o reelección celebrado el 19 de agosto de 2019″, se lee en la resolución.


Batres vs Monreal

Tras darse a conocer el documento, Martí Batres el presidente saliente de la Mesa Directiva, subrayó que la resolución  es vinculatoria para la bancada de Morena, es decir, que debe acatarse: “el ejercicio no fue del Senado, sino del grupo de Morena, por lo que sí aplica” explicó  para de ahí subrayar que obtuvo “una victoria moral”.


Fue cuestión de unas cuantas horas para que Ricardo Monreal expresara su postura y la de otros 43 integrantes de la bancada morenista, según hizo constar con una serie de firmas. Expresó varias críticas y señalamientos, en principio, que aún no se cumplía el plazo de audiencias notificado por la CNHJ que se vencería el 2 de septiembre, por lo que no entendía “cuál era la precipitación” al respecto de lo que consideró era una resolución “desmedida”, “arbitraria” y “violatoria” de sus derechos.

Aunque se mostró sereno y mesurado, el político zacatecano destacó también que la decisión de la mayoría de la bancada para definir como “su candidata” a la Mesa Directiva a Mónica Fernández es “un triunfo moral”; consideró que cada uno de los firmantes “ya están grandecitos para ser manipulados o cañoneados… nosotros no hacemos eso.. nunca lo haremos…”


Tercera opción

A sugerencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, Morena analizará modificar su método de elección de dirigentes nacionales y estatales de asambleas, a través de encuestas. En la reunión que sostuvo el presidente con diputados y senadores de su partido, les recordó que en el Estatuto hay dos opciones: las asambleas y las encuestas.

En entrevista posterior la dirigente nacional, Yeidckol Polevnsky aseguró que se impulsará el método de encuesta para definir sus liderazgos. 

Por lo pronto el tiempo corre y quedarán escasas 48 hora para que se reponga el proceso al interior de la bancada morenista y se defina, de una vez por todas, quién estará al frente de la cámara alta por los siguientes 12 meses. 


El caso previo

El antecedente más cercano a un conflicto similar se vivió justo en agosto de 2017. El panista Ernesto Cordero obtuvo el voto de los grupos parlamentarios del PRI y el Partido Verde para llegar a la presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara Alta, lo que provocó molestia e inconformidad entre sus compañeros de bancada afines a la línea del entonces líder blanquiazul Ricardo Anaya.

Esto derivó en  la expulsión de Acción Nacional del propio Cordero, así como de los senadores Salvador Vega, Javier Lozano, Luisa María Calderón, Jorge Luis Lavalle y Roberto Gil Zuarth; el punto de mayor roce fue desconocieron la alianza de su partido con el PRD y Movimiento Ciudadano.

La llegada de Cordero a la Mesa Directiva se interpretó como una negociación entre el PRI y el grupo cercano a Felipe Calderón, para que Margarita Zavala fuera la candidata presidencial del PAN a cambio de que en el Senado apoyara a Raúl Cervantes para que fuera designado fiscal general.

Mónica Fernández se acerca a Osorio Chong, Delgado y Mancera en Senado