Congreso
lagislativo_notas29290817.jpg
Cuartoscuro

Congreso enfrentado, no habrá avances en periodo ordinario

Mar 29 Agosto 2017 20:29

Es cuestión de horas para que inicie de manera formal el último año de trabajo de la actual LXIII Legislatura, o lo que es lo mismo, el periodo ordinario de sesiones previo a la efervescencia electoral de 2018. La clave aquí es que no hay acuerdos ni acercamientos formales para destrabar temas cruciales o alcanzar decisiones relevantes.

Basta ver los temas mencionados en las reuniones plenarias de las principales bancadas, tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado, para percatarse que no hay coincidencias amplias; y eso que el tema electoral apenas empieza a bañar la discusión de la agenda pública.

En San Lázaro, pueden plantearse estos pendientes básicos con miras a los trabajos en comisiones y en el pleno:

- Reforma constitucional de Mando Policiaco.

- Ley de Seguridad Interior para regular tareas del Ejército.

- Reforma para aumentar sanciones por violencia política contra las mujeres.

- Reducción de financiamiento a partidos políticos.


En el recinto del Senado, el panorama básico en “la congeladora” es el siguiente:

- Nombramiento del fiscal general.

- Designación del fiscal Anticorrupción.

- Aprobación de la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos cometidos en materia de hidrocarburos.

- Discusión y aprobación de la Ley General de Archivos.

- Ley de Contrataciones de Obras Públicas.


Como puede observarse son temas de gran peso y trascendencia. El panorama se vuelve más complejo si nos atenemos a lo que las principales bancadas marcaron en sus agendas, tanto en documentos, como en voz de sus coordinadores:

- Para el PRI lo relevante será analizar y revisar el Mando Mixto Policial, la Miscelánea Penal y lo que tenga que ver con robo de hidrocarburos

- PAN coincide pero agrega la Ley de Seguridad Interior lo que ha detenido el proceso. 

- El PRD considera fundamental la Ley de Trata de Personas, legislar sobre la violencia política, así como aprobar la ley de Desaparición Forzada.

Un punto fundamental que señala el coordinador de los senadores del PAN, Fernando Herrera es que se busca evitar “el pase automático de procurador general de la República a fiscal general”; por lo tanto que no se nombre en este cargo, ni en el de fiscal anticorrupción, a perfiles con cualquier tipo de filiación partidista. Una batalla en la que no piensan ceder.


Es decir, más allá de perogrullo, la oposición en esta ocasión se comportará “como oposición”. Con ello la perspectiva es que, con cierta rispidez, solo se apruebe el paquete económico para 2018. Pero en el resto de los temas, dirán los más “escépticos”, se caerá en el “abismo de los eternos debates”.

Para entenderlo mejor hay que decir que todo se verá con la mirada puesta en las ganancias y pérdidas para el proceso electoral de 2018, en sus diversa contiendas: desde la conformación del nuevo Congreso, las 9 gubernaturas -sobre todo en la Ciudad de México- y por supuesto la búsqueda de la presidencia de la República. Así de secuestrado podría estar el trabajo legislativo a partir del primero de septiembre.