Congreso
noroña_catedral_metropolitana_maquina_del_tiempo_cafa040819.jpg
Juan Pablo Zamora/CUARTOSCURO

Fernández Noroña y el día que increpó a Norberto Rivera en la Catedral

Mié 04 Septiembre 2019 22:50

Gerardo Fernández Noroña, diputado federal por el Partido del Trabajo (PT), desde sus inicios en la vida pública, se ha destacado por ser un personaje con un estilo polémico al momento de mostrar sus convicciones durante sus distintas protestas y movimientos. Noroña ha manifestado sus inconformidades de todas las formas y en varios sitios emblemáticos,  incluso en la Catedral Metropolitana de Ciudad de México, te contamos la historia detrás de esta foto en La Máquina del Tiempo de Político.mx.  

Era un domingo 21 de julio del 2002, en la Catedral Metropolitana, donde se encontraba el entonces Arzobispo Primado de México, Norberto Rivera Carrera. Siendo fiel a su estilo, Fernández Noroña, entonces dirigente de la Asamblea Ciudadana de Deudores de la Banca, irrumpió en el templo católico para intentar entregar al Arzobispo una carta que iba dirigida al Papa Juan Pablo II, quién tenía una visita programada a México

El motivo de dicha carta era pedirle al entonces líder del Estado de la Ciudad del Vaticano que hiciera un pronunciamiento sobre la situación alrededor de la condonación de la deuda

El escándalo sucedió cuando Noroña, al intentar acercarse al clérigo, provocó que el cuerpo de seguridad del cardenal reaccionara de mala forma y le impidiera el paso. Los simpatizantes del actual legislador federal tampoco se quedaron con los brazos cruzados ante la fuerte reacción de los guardias, por lo que se inició una trifulca dentro del templo. . 

Las autoridades del Partido de la Revolución Democrática (PRD), al ser cuestionados por las acciones de Fernández Noroña, quien también formaba parte de la militancia del Sol Azteca en esta época, solamente se limitaron a declarar que las "reprobaban" y se deslindaban de la situación, pero que este no recibiría ningún tipo de castigo interno o llamada de atención.

Por otro lado, el Arzobispo Norberto Rivera tildó a Noroña como "un agitador" y consideró que sus acciones no debieron de haber sido toleradas por el PRD

Noroña defiende reforma a Ley Orgánica del Congreso: no me avergüenzo