Congreso
diputados1200fuero_notas35160418.jpg
Fuero sí o no: los pros y contras de eliminarlo
Lun 16 Abril 2018 21:16

La eliminación del fuero a funcionarios, en particular al presidente de la República, se ha puesto en las campañas como otra de las “atractivas ofertas” electorales. En el Congreso están más que listas (y en la congeladora) iniciativas para eliminarlo. La discusión debe ser seria y a fondo sobre si tenemos un entramado institucional y legal que evite abusos si se llega a eliminar lo que en su origen fue uno de los pivotes para mantener un equilibrio de poderes. Hoy hay que calibrar los pros y los contras de su existencia.

5 datos históricos

- Surgió en 1812 con la Constitución de Cádiz

- En esa época era mal visto expresarse en contra del régimen político.

- Actualmente se rige bajo el artículo 61 de la Constitución.

- El crimen ordenado por Victoriano Huerta en contra del diputado federal Belisario Domínguez, dio origen al fuero como un instrumento para proteger a los miembros del Congreso en contra de los excesos del presidencialismo.

- Hoy en día el beneficio abarca a mil 854 servidores públicos, desde el presidente de la República hasta diputados locales.


Contra su existencia: abusos e impunidad

Los que argumentan su desaparición lo primero que plantean es que en la práctica se ha transformado en sinónimo de impunidad y permite que la justicia no actúe de manera inmediata contra algún funcionario. Se advierte que 100 años después de Belisario Domínguez  ya no es necesario para el trabajo legislativo.

También se plantea que poner en marcha “la maquinaria” para eliminarlo genera procesos “eternos”. Para que un diputado, senador, presidente municipal o gobernador pueda ser sometido a un proceso judicial cuando es acusado de cometer algún delito deberá pasar por el juicio de procedencia, un trámite que podría durar hasta 60 días.

Si la resolución es quitar el fuero al funcionario público, este quedará de inmediato a disposición de las autoridades; sin embargo, en caso de que la comisión encargada decida que no hay suficientes pruebas para desaforar al acusado, las autoridades deberán esperar a que el funcionario termine su encargo para reiniciar la investigación.


A favor: por la libertad

Para expertos jurídicos, la figura del fuero debe permanecer, al menos para senadores y diputados, para garantizar la libertad de expresión y evitar que se transformen en perseguidos políticos. Habrá que reeducar a  los beneficiados y difundir el verdadero sentido de este mecanismo legal.

Los constitucionalistas subrayan que el fuero sirve para que en tribuna (los legisladores) cuestionen lo que hacen otros partidos y el gobierno en turno; que sean críticos con los nombramientos a magistrados o consejeros, Por ello se advierte que tratar de eliminar por completo el fuero es no entender la importancia de garantizar la independencia que deben tener legisladores del poder Ejecutivo.


Hoy en día

Los cuatro candidatos presidenciales proponen eliminar el fuero constitucional; incluso uno de ellos se promociona como el primer mandatario sin este beneficio. Por supuesto buscan encauzar esa demanda social y política.

La idea no es nueva y se discute desde hace años con varias modificaciones; la minuta que busca reformar la Constitución para la eliminación del fuero constitucional y la renovación del juicio político a servidores públicos se encuentra atorada en el Senado a falta de la aprobación en el pleno. Es decir, no es un tema de voluntad del eventual presidente, sino de cómo destrabarlo en el Legislativo.