Congreso
18_ley_maiz_notas061119_ct.jpg
Fotos: Cuartoscuro.com

¿Kilo de tortilla subirá a $60? hablan todos los involucrados

Mié 06 Noviembre 2019 21:31

La discusión está en marcha desde hace unos cuantos días: los productores de maíz alertan que si los diputados avalan la Ley Federal para el Fomento y Protección del Maíz Nativo se podría generar que el kilo de tortilla alcance un precio de 60 pesos. Se confronta el ideal de protección a la semilla libre de manejos transgénicos y la realidad de la producción del grano que no alcanza a cubrir la demanda, por lo que se requiere mantener importaciones. No parece haber punto intermedio en esta controversia.

El 24 de septiembre pasado se aprobó en el Senado la Ley Federal para el Fomento y Protección del Maíz Nativo, que reconoce la producción, comercialización, consumo y diversificación constante de esta semilla, como manifestación cultural nacional. Las senadoras por Morena, Jesusa Rodríguez y Ana Lilia Rivera impulsaron el dictamen.


Se establece que el Estado deberá garantizar y fomentar que las personas tengan acceso efectivo al consumo informado de maíz nativo y en diversificación constante, así como a los productos derivados, en condiciones libres de organismos genéticamente modificados y otras técnicas de mejoramiento genético.

Entre los argumentos a favor mencionaron que:

- El maíz es un patrimonio nacional y mundial que se necesita conservar y mejorar.

- ”Estamos hechos de maíz, lo llevamos en el corazón y el alma”.

- Uno de los grandes retos es encontrar el equilibrio adecuado entre el maíz criollo, originario, y la agricultura comercial.

- El maíz puede y debe ser la base para reactivar la economía del campo basado en un buen precio de garantía.

A su vez se ordena la creación del Consejo Nacional del Maíz (Conam) como un órgano de consulta del Poder Ejecutivo Federal, “para brindar su opinión en materia de protección de la semilla nativa y en diversificación constante”.


Los productores agrícolas consideran que con ese marco legal se establecería una producción única de maíces nativos, lo cual limitaría ampliamente generar el grano híbrido. Al centro de la iniciativa en cuestión está un párrafo del Artículo 4 que propone prohibir la “mutagénesis” como técnica de mejoramiento genético de las semillas. Esta medida generaría escasez y aumentaría los precios de todos sus derivados, incluida la tortilla.


Los expertos y columnistas especializados recuerdan que durante más de 70 años han existido maíces híbridos producidos, tanto por universidades, como por empresas. La aprobación de esta ley implicaría que los agricultores tendrían que utilizar masivamente semilla nativa, que no tiene las mismas características que las mejoradas.

De las 7.5 millones de hectáreas de maíz cultivado en el país el 60% está sembrado con maíz híbrido. Los agricultores estiman que para obtener el mismo tonelaje que se produce hoy se necesitarían 22 millones de hectáreas más.


Los cabildeos han sido intensos. Una carta dirigida a la diputada de Morena, Tatiana Clouthier, por parte de un millón de productores del sector agrícola solicita que vean el gran riesgo que implica aprobar una ley que incluya esa prohibición, porque, de hacerlo, “generarían contradicciones de orden jurídico tanto en el ámbito nacional como en el internacional”.


La propia Jesusa Rodríguez hace activismo en las redes. A través de un video  asegura que es falso que la tortilla vaya a subir hasta 60 pesos con esta ley, mientras elabora tortillas de maíz y las echa al comal.

“Lo que pasa es que las trasnacionales están desesperadas porque no quieren que se protejan nuestras semillas mexicanas” explica para luego lanzar la advertencia: “Nada más les digo que si no se aprueba (...) la ley de protección del maíz nativo en diputados, que la nación se los demande”. Una trinchera legislativa, legal y económica que está lejos de resolverse.

Lilly Téllez fue la única que votó vs Ley de Maíz Nativo ¿por qué?