Congreso
garantizar_matrimonio_igualitario_senado_mr_notas_240919.jpg
Foto: Crisanta Espinosa Aguilar/Cuartoscuro.com

Nestora propone garantizar matrimonio igualitario en la Constitución

Mar 24 Septiembre 2019 14:24

El Senado de la República recibió este martes una iniciativa para instaurar en la Constitución Federal el derecho de cualquier persona a contraer matrimonio, siendo mayor de 18 años y sin importar su orientación sexual, identidad o expresión de género. De esta manera se garantiza el acceso al matrimonio igualitario. La propuesta fue presentada por la morenista Nestora Salgado, la cual pretende modificar los artículos 1 y 4 de la Constitución.

Además, se basa en las diversas sentencias emitidas por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que apuntan que en la Carta Magna no se señala un tipo específico de familia, “por lo que no puede armarse que esta se constituye exclusivamente por el matrimonio entre hombre y mujer”, publicó El Universal.

Así, en el primer artículo se añade a la prohibición de discriminación generada por “orientación sexual, identidad o expresión de género”, al estado civil “o cualquier otra que atente contra la dignidad humana”. En tanto, en el artículo 4 se busca sumar que para casarse ninguna persona puede ser discriminada por esos motivos, ni por “su origen étnico o nacional, su género, discapacidades, condición social, de salud, o cualquier otra que atente al libre desarrollo de la personalidad”.

La iniciativa de Salgado suma además la propuesta del diputado federal Porfirio Muñoz Ledo donde también planteó reformar el artículo cuarto de la Constitución para garantizar el derecho de toda persona a ejercer su sexualidad libremente y con quién compartirla.

La propuesta del expresidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados se quedó en la congeladora tras la polémica que generó, pues diversos grupos acusaron que se busca “distorsionar la conformación de una unión entre hombre y mujer como concepto de familia”.

Además que abordaba el derecho de las personas “a decidir de manera libre, responsable, informada y segura sobre tener hijos o no, con quién y el número e intervalo entre estos, así como a recibir servicios para acceder al más alto nivel de salud sexual y reproductiva”, lo cual fue cuestionado por grupos en contra de la interrupción legal del embarazo.