Congreso
panistas_bb040917.jpg
Cuarto oscuro

PAN vs PAN, sube crisis interna por pase automático de Cervantes

Lun 04 Septiembre 2017 15:07

Gráfico PAN conflicto crisis anaya cordero

El PAN llega dividido al proceso electoral 2018; sus líderes cruzan acusaciones de traición, ambición y corrupción. La gota que derramó el vaso fue el posible pase automático del procurador Raúl Cervantes a la nueva Fiscalía General. Los protagonistas del conflicto azul son: Ricardo Anaya y cinco senadores rebeldes, de este pleito se benefician Margarita Zavala y Rafael Moreno Valle. Pero no solo pelean por el fiscal, los panistas también se disputan el control del partido, de las bancadas en el Congreso y la candidatura a la Presidencia de la República.


La crisis interna en el PAN no es nueva, desde 2015 Ricardo Anaya, dirigente nacional del partido, pelea con los grupos que encabezan Rafael Moreno Valle y Margarita Zavala junto a su esposo, el expresidente Felipe Calderón. En las últimas semanas la tensión entre estos grupos subió de tono, conforme se acerca el 8 de septiembre, día en que dará inicio el proceso electoral para renovar la Presidencia del país, salen nuevos escándalos y arrecian las pugnas.

cordero_anaya_bb060617.jpg


Orígenes del conflicto

La posibilidad de que Raúl Cervantes se convierta en el nuevo fiscal general, el escándalo del presunto enriquecimiento ilícito de la familia de Ricardo Anaya y la guerra que le declaró al PRI reavivaron el fuego entre los panistas.  El tema del pase automático se remonta a 2014, cuando los legisladores federales aprobaron una reforma que contempla que el titular de la Procuraduría General de la República se convierta el fiscal por nueve años. En aquel entonces el PAN y el PRI votaron a favor.

Jucopo de San Lázaro se reúne con Raúl Cervantes a puerta cerrada


Anaya vs. rebeldes

El asunto será analizado nuevamente en el periodo ordinario de sesiones que recién se inauguró en el Congreso de la Unión. El PAN que años atrás avaló el pase automático, ahora busca corregir y adelantó que frenará el avance de Raúl Cervantes, dice que se opone a un “fiscal carnal” por  los siguientes motivos:

-Cervantes milita desde 1997 en el PRI, colocarlo en la Fiscalía General favorecería al presidente Enrique Peña Nieto, quien emanó de ese partido.

-Al durar 9 años el cargo, evitaría que se investigaran, en caso de ser detectadas, presuntas irregularidades de la administración de Peña Nieto que expirará en 2018.

-El próximo fiscal debe ser autónomo y apartidista.


Los panistas, liderados por Anaya afirman que el PRI quiere “un fiscal a modo para continuar con su red de corrupción e impunidad”. Ante esto, le declararon la guerra a los priistas en el Congreso de la Unión. Sin embargo, los senadores Ernesto Cordero, Javier Lozano, Roberto Gil, Salvador Vega y Jorge Luis Lavalle, se deslindaron de las declaraciones de Anaya y señalaron que ellos no estaban en guerra con el PRI.

Los rebeldes lograron colocar a Cordero en la presidencia de la Mesa Directiva del Senado y para lograrlo tuvieron el respaldo de los priistas. Los anayistas los llamaron traidores, los acusaron de abrir el camino para que Cervantes se convierta en el próximo fiscal, los sacaron de la bancada en el Senado y ya analizan la posibilidad de expulsarlos del PAN.

Por su parte, los senadores rebeldes dijeron que “no son traidores y tampoco cómplices del PRI”. Además le refrescaron la memoria a los anayistas: “Ellos también votaron a favor del pase automático en 2014”. Así se defendieron Cordero, Lozano, Gil, Lavalle y Vega:

“Anaya usa el tema del fiscal como cortina de humo para tapar el escándalo de enriquecimiento ilícito que rodea a su familia política”, aseguraron los senadores en un comunicado. Sobre la probabilidad de que sean expulsados, agregaron que Anaya “no decide quién es panista y quién no”, y que su actitud es más parecida a la de un dictador. Por cierto, manifestaron que votarán en contra de la minuta que concretaría el pase automático de Cervantes.

Cordero, Lozano, Gil, Lavalle y Vega criticaron a Anaya por ser un agente de división en el PAN rumbo a 2018 y porque su falta de claridad sobre sus aspiraciones presidenciales ya afectaron al partido y repercutieron en el Congreso.  


Zavala y Moreno Valle hacen leña del árbol caído

Mientras sus correligionarios “se sacan los ojos”, los otros presidenciables Rafael Moreno Valle y Margarita Zavala usan la crisis a su favor. El exgobernador de Puebla lanzó un llamado de unidad al interior de Acción Nacional: “No debe haber renuncias ni expulsiones; sino diálogo”.

En tanto, la ex primera dama declaró que Anaya debe renunciar a la dirigencia del partido, pues su falta de liderazgo propició la crisis: “Esto también revela la falta de liderazgo en Acción Nacional. Hoy no tenemos método ni candidato de cara a 2018, pero tampoco tenemos presidente de partido porque Ricardo Anaya solo la ha utilizado para esconder su indefinición y defender sus asuntos personales”.

Por ahora, Anaya está concentrado en apagar fuegos en el Congreso, en su partido y en limpiar su imagen, empañada por presuntas irregularidades en su patrimonio, intenta a toda costa que la candidatura presidencial no se le vaya de las manos. En tanto, Moreno Valle y Zavala aprovechan para criticar a Anaya, golpearlo políticamente y al mismo tiempo autoproclamarse como las mejores opciones del PAN para 2018.


¿Qué dicen PRI y PVEM?

En medio de la lucha encarnizada entre panistas, el PRI rechaza las acusaciones de Ricardo Anaya y lo acusa de obstaculizar los trabajos del Congreso, al impedir la instalación de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados. “El Congreso no está en crisis, solo el PAN está en crisis”, dijo el coordinador de los senadores priistas, Emilio Gamboa.

Mientras que el PVEM, aliado natural del PRI, amagó con acudir a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, si el PAN continúa obstaculizando la instalación de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados.

Anaya corrige, ahora dice que no votó pase automático