Congreso
trabajadoras del hogar
Cuartoscuro Pendiente: Derechos de las personas trabajadoras del hogar
Jue 08 Noviembre 2018 05:30

Por Alejandra Lagunes, senadora del PVEM 

Nuestra sociedad ha invisibilizado a quienes realizan las labores domésticas remuneradas. El trabajo del hogar es una actividad que genera valor económico y bienestar en México; sin embargo, las personas que lo realizan han sido privadas históricamente de los derechos a los que otros trabajadores sí tienen acceso.

Datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Inegi indican que en México hay 2.3 millones de personas trabajadoras del hogar remuneradas. De esa cifra, el 92% son mujeres, el 99% de todos los trabajadores del hogar no cuentan con un contrato escrito y 7 de cada 10 no tienen prestaciones de acceso a la salud.

Lo anterior habla de las condiciones de precariedad que afectan a las personas trabajadoras del hogar y de la urgencia de garantizar plenamente todos sus derechos, particularmente los laborales. Los argumentos que plantean que el trabajo del hogar remunerado tiene una naturaleza “distinta” al resto lastiman a las personas trabajadores del hogar y refuerzan los prejuicios y la discriminación en su contra.

A la par de ampliar y modificar la legislación en materia laboral y de seguridad social, es imperante que se suscriban los instrumentos internacionales que velan por los derechos de las personas trabajadoras del hogar, tal como el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Es por esto que para el otorgamiento de la Medalla Belisario Domínguez 2018 del Senado de la República, he propuesto a la activista y experta en derechos laborales de personas trabajadoras del hogar a la fundadora y directora del Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar, Marcelina Bautista.

Queda mucho por hacer, pero un paso importante es reconocer la labor que hace Marcelina y visibilizar su lucha por los derechos humanos y laborales. Garantizar un trabajo justo para todos y todas las trabajadoras del hogar es una deuda de justicia social que no podemos seguir postergando.

Meade prometió seguro social para trabajadoras del hogar