Congreso
12_bancada_PRI_senado_bb060420.jpg
Foto: Cuartoscuro.com

PRI por perder ‘voto de oro’ en Senado entre acusaciones de corrupción

Vie 17 Julio 2020 22:28

En solo unas cuantas horas la bancada del PRI en el Senado de la República cambió su situación: la licencia solicitada por Vanessa Rubio podría dejarla sin un integrante, lo que significa perder un voto de oro ante la mayoría simple de Morena con sus 60 legisladores. Quien sería su suplente, Nancy Guadalupe Sánchez Arredondo dejó en claro que está divorciada del PRI, y en dado caso, se negocia su reintegración. Un momento de incertidumbre para los tricolores a la que se agregan acusaciones de corrupción.

Basta revisar cómo están los equilibrios en el recinto de Paseo de la Reforma casi esquina con Insurgentes. Morena y sus 60 senadores requieren negociar con aliados y alguna otra bancada (preferentemente el PRI) para conseguir la mayoría calificada de al menos 87 votos, para hacer reformas constitucionales.

Puede contar con los seis del Partido del Trabajo, los cinco de Encuentro Social y, en todo caso, seis del Verde. Pero aún está lejano de esa cifra, claro, si se presenta la totalidad de los 128 senadores lo que pocas veces ocurre; de ahí que cada ausencia o cada integrante que se mueva de bancada puede ser el “voto definitivo”, “el voto de oro”.

Con la licencia de Rubio se generó un escenario de incertidumbre en el PRI. La legisladora suplente, Nancy Guadalupe Sánchez Arredondo, dejó en claro que está divorciada de ese partido y todavía no define si será independiente o se sumará a Morena.

“Yo renuncié al PRI el año pasado, renuncié por razones muy personales. No estoy afiliada a ningún partido político. Apoyo al gobierno de Jaime Bonilla, es cierto, como independiente y lo respeto mucho; cuando yo tomo una decisión, no hay vuelta. Lo que pasó con el PRI es como un divorcio muy doloroso, fue un divorcio doloroso. Pero ya pasó, ya pasó", expresó en entrevista con Milenio.

En sus redes sociales Sánchez Arredondo, si bien agradece la oportunidad que le brindan desde el Senado, “seguiré atendiendo con dedicación y entrega mi actual responsabilidad institucional, siempre privilegiando mi profundo amor por México y Baja California”.

La senadora del PRI, Claudia Anaya, reconoció que la salida de Rubio Márquez, sí debilita a su bancada y al bloque opositor, por lo que ahora más que nunca es necesario que en las votaciones no falte ninguno de los senadores del PRI, PAN, PRD y MC.

“Para impedir una reforma constitucional ahorita el bloque opositor tiene una ventaja de 7 votos, si se va Nancy a otro partido, estamos a 6 votos, pero se necesita que todos estén presentes, que no falte ninguno”, advirtió según declaraciones retomadas por Diario 24-Horas.

Los priistas confían en la capacidad negociadora de su coordinador Miguel Ángel Osorio Chong; en el video emitido en sus redes sociales aborda el asunto al señalar que “estoy autorizado para decirles que platiqué ya en dos ocasiones y que me ha manifestado que habremos de platicar ella está en Baja California, hemos de platicar para definir su situación (...) Definirlo incluso juntos”. El tema aún está por resolverse.

Monreal: Mónica Fernández no buscará reelección en MD del Senado