Estados
gali_notas20040517.jpg
https://www.facebook.com/TonyGaliFayad

Conflicto ‘huachicolero’ pone a prueba a Gali y Gobierno Federal

Jue 04 Mayo 2017 21:01

A tres meses de iniciado el gobierno de Antonio Gali en Puebla, le estalla su primer conflicto de resonancia nacional. Las herencias de inseguridad, crimen organizado y de carencias de desarrollo social se hacen visibles en el ataque de la comunidad de Palmarito Tochapan, municipio de Quecholac, por la actuación de los “huachicoleros” (ladrones de combustible en tomas ilegales de ductos).

Está documentado que por lo menos en el último lustro, el estado de Puebla se ha convertido en uno de los mayores puntos de extracción ilegal de gasolina de ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Grupos del crimen organizado operan en una franja de 29 municipios conocidos como el "Triángulo Rojo"; su radio de acción desde el municipio de Esperanza hasta Amozoc, Acatzingo, Atzizintla, Los Reyes de Juárez, Palmar de Bravo, Huixcolotla y Tecamachalco.

En rigor, la actual administración estatal ha hecho su labor, superando en cifras a la anterior. El grupo de coordinación Puebla Segura informó que en este  primer cuatrimestre del año:

- Se han detenido a 340 personas, mientras que en el mismo periodo de 2016, a 285.

- Han decomisado dos millones de litros de combustible robado; en 2016, 790 mil 980 litros, lo que constituye un incremento del 151 por ciento.

-El aseguramiento de vehículos pasó de 429 a mil 80.

Existe la colaboración federal, pues cerca de 500 elementos de la Policía Militar resguardan los municipios con la mayor incidencia de robo de combustible. De ahí la rápida presencia en la zona del conflicto de las últimas horas.

Además se realiza trabajo social a ras de piso para evitar que los jóvenes y niños se conviertan en halcones de huachicoleros. Hace unos cuantos días se anunció la “Caravana de Acciones de Prevención” justo en Quecholac, pues se sabe que se paga hasta 12 mil pesos mensuales a quien haga labores de vigilancia.

El problema es de grandes dimensiones, justo como las ganancias obtenidas por “la ordeña”. El fiscal Victor Carrancá informó que el recrudecimiento de la violencia durante los últimos días, es producto de la pugna entre dos bandas de huachicoleros por el control de la zona. La pieza central es el líder conocido como  “El Buchanans”, quien estaría ligado a los Zetas.

Ahora la situación le estalla al gobierno de Antonio Gali, el cual tendrá que hacer uso de toda la experiencia de funcionarios como Diódoro Carrasco y Javier Lozano. Alejar las suspicacias de que esta situación puede desbordarse en los próximos meses, ante el proceso electoral 2018 y de que uno de los aspirantes presidenciales gobernó el estado: un arma política que parece empezar a construirse.