Estados
03_duarte_corrupcion_fabiola_opinion060219.jpg
Foto: Karlo Reyes/Cuartoscuro.com

Duarte niega que Karime desviara recursos; es víctima de persecusión

Mié 27 Febrero 2019 10:17

Desde el Reclusorio Norte, el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, acusó que su esposa Karime Macías es víctima de persecución política y que es imposible que haya hecho desvío de recursos porque simplemente “ella nunca fue funcionaria pública”.

Acusó que la denuncias del fiscal General del Estado de Veracruz, Jorge Winckler, contra su esposa son bajo la orden de su “patrón”, el exmandatario Miguel Ángel Yunes Linares, “es imposible que mi esposa haya podido desviar recursos simple y sencillamente porque nunca fue funcionaria pública”.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva, Duarte de Ochoa sostuvo que son de mala fe las acusaciones contra su esposa Karime Macías, “el que diga que mi esposa hizo uso de recursos públicos, que desvió recursos públicos, evidentemente está fuera de lugar y lo único que demuestra es la ignorancia de unos y la mala fe de otros”.

Pese a las acusaciones en su contra, dijo, no es millonario y que incluso su familia, a quienes no ve desde hace más de dos años,  vive “austeramente” con apenas 180 mil pesos al mes, en Reino Unido. “Todo mundo cree que soy multimillonario, pero me estoy tronando los dedos y puedo mantener a mi familia en Londres con la ayuda de familiares y amigos“.

Javier Duarte acusó que la entonces Procuraduría General de la República (PGR) lo obligó a aceptar un “juicio abreviado”, pues recibió amenazas por parte de las autoridades. “Me amenazaron diciendo ‘aceptas o te ponemos delincuencia organizada y una campaña para poder condenarte y que te quedes encerrado el resto de tu vida`"

Sobre su escape a Guatemala, Duarte de Ochoa justificó que se trató de un acto para resguardarse de una persecución política encabezada por el entonces secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y el también exgobernador Miguel Ángel Yunes.

Fiscalía pidió a Irlanda del Norte ayuda para detener a Karime Macías