Estados
riquelme_notas22141117.jpg
Elección en Coahuila en la “cancha” del TEPJF por spots
Mar 14 Noviembre 2017 20:57

A poco más de dos semanas de que llegue el plazo constitucional, Coahuila no tiene la certeza de que contará con gobernador electo que tome posesión el 1 de diciembre. El nudo está en la última impugnación que presentó el PAN ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) a los gastos de la campaña del candidato priista Miguel Riquelme.

El último eslabón de la larga cadenas de demandas y recursos legales se centra en 84 spots difundidos vía las redes sociales que habrían incrementado nuevamente el rebase permitido; de aprobarse esta impugnación turnada al magistrado Felipe de la Mata Pizaña, echaría para atrás determinaciones del INE y establecería de una vez por todas que se superaron los gastos en 9.2 por ciento.

Así se cumpliría el supuesto legal que se establece para la nulidad de la elección: “cuando se rebasa el tope de campaña por más de 5 por ciento y la diferencia entre el primero y el segundo (lugares) sea de menos de 5 por ciento de la votación”. Riquelme solo superó al aliancista de oposición Guillermo Anaya con menos del 2 por ciento de los sufragios.


Los argumentos del PRI ante el TEPJF

- Recuerdan que el 17 de julio el Consejo General del INE estableció en sus conclusiones que de los 84 videos, cinco habían sido sancionados y 16 atendidos.

- Los otros 60 videos restantes no tuvieron comentario alguno tras la investigación exhaustiva que llevó a cabo la Unidad de Fiscalización del propio instituto electoral.

- Por ello son “cosa juzgada” y  han presentado la documentación que así lo acredita ante la Sala Superior.


Los argumentos del PAN y del Frente por la Dignidad de Coahuila

-Llamaron a resolver en función de las pruebas presentadas y no por influencias o presiones.

-Existen los elementos necesarios para anular los comicios, principalmente por el rebase de tope de gastos del priista Miguel Riquelme, superior al 9%.


De forma paralela está la controversia en torno a Mónica Aralí Soto, magistrada de la sala superior del TEPJF, para que sea retirada del análisis del caso Coahuila, por sus presuntos nexos con el presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa. Sin embargo, el líder panista Ricardo Anaya no ha querido insistir en esa arista y confía que “el derecho y la justicia van a estar por encima de cualquier relación personal”.


No hay mayores elementos al menos de tipo público para establecer hacia dónde girará la resolución final. Lo cierto es que el desgaste político e institucional ha sido extenuante para todas las partes, aunque la legislación lo permite. Otra realidad es que la anulación no será en lo absoluto una victoria para alguien pues el propio Guillermo Anaya también superó sus gastos de campaña en 8.7%.

Una elección por demás desaseada, llena de acusaciones y que deja en la incertidumbre a los ciudadanos; si bien se aplicaría por primera vez en su historia la designación de un gobierno interino, no deja de ser un antecedente oscuro en la vida política de Coahuila.

PRI y PAN cabildean en TEPJF posible anulación en Coahuila