Estados
9_autodefensas_copala_guerrero_1200_notas_150219_ml.jpg
Foto: Bernandino Hernández /Cuartoscuro.com

Factor clave en plan de seguridad: autodefensas, ¿dónde están?

Vie 15 Febrero 2019 21:49

Los grupos de autodefensas fueron protagonistas del panorama de seguridad en el país durante el sexenio pasado y hoy aparentemente no figuran en los primeros lugares de la agenda pública. Sin embargo son una estructura aún existente en por lo menos una docena de estados; es una asignatura pendiente y un factor clave si se quiere atender de fondo los niveles de criminalidad que azotan varias regiones del país. 

Basta tomar en cuenta que apenas el 11 de febrero un nuevo grupo de autodefensa apareció en el binomio turístico Ixtapa-Zihuatanejo, de Guerrero; la prensa local consigna que resurgió una confrontación entre grupos delictivos por el control de esta plaza. Habría asumido el control del poblado de San José Ixtapa, también conocido como Barrio Nuevo, a un costado de la principal zona turística de ese balneario.


Es pertinente hacer una distinción de los grupos de autodefensa con respecto a las policías comunitarias: estas corporaciones según los expertos es otro tipo de policía diferente a la tradicional, es una “policía de proximidad”; tienen un marco legal plasmado en el Artículo 2 constitucional, apartado A, Fracciones II, III, IV, V, y VI6, donde se marca la posibilidad de que las comunidades indígenas apliquen de acuerdo a usos y costumbres sus propios sistemas de organización para la solución de conflictos


En tanto  los grupos de autodefensa,de acuerdo con expertos, no son gente de armas mucho menos policías; son trabajadores del campo, siendo los líderes personas de la tercera edad que contratan a jóvenes quienes con relativa facilidad se vinculan con las organizaciones criminales.

Eso fue justo lo que ocurrió en el sexenio pasado en dos estados emblemáticos: Michoacán y Guerrero donde se organizó gente de trabajo, ganaderos, aguacateros, limoneros y comerciantes para enfrentar al “Cártel del Golfo”, y “los Zetas”.

Estudios avalados por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) registran que para 2014 la presencia de estas agrupaciones en catorce estados del país.

Mapa de los grupos de autodefensas registrados por la CNDH


Fuente: http://www.semana.com/mundo, citando a la CNDH, México 2014

No sin dificultades, y bajo amplias críticas, la Comisión para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán que encabezó Alfredo Castillo logró que poco a poco se desactivaran las autodefensas, sobre todo a partir de que se retomó la continuidad constitucional en el puesto de gobernador. Aún así se reporta que el estado es disputado por cinco células delictivas; la gobernabilidad la ha garantizado el gobernador Silvano Aureoles y las policías ya no sirven a “dos amos”. Ese ha sido el compromiso de las autoridades estatales.


Otro panorama en extremo complicado y con equilibrios muy frágiles es Guerrero. Un informe de la administración del gobierno de Héctor Astudillo consigna al menos, 19 “grupos civiles armados” y una organización denominada “policía comunitaria” operan en el 50% del territorio guerrerense; allí 18 bandas criminales controlan y mantienen la disputa por el control de las zonas de producción, trasiego y venta de droga.


Mapa de la policía comunitaria y los grupos criminales en el estado de Guerrero


A finales de enero, el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alejandro Encinas, confirmó que existen “grupos paramilitares y delictivos” entre las 24 policías comunitarias y autodefensas que operan en más del 50% del territorio guerrerense.

Dibujó la ruta a seguir:  “restituir la presencia del gobierno en todas las zonas del estado y asumir la responsabilidad de la seguridad para recuperar el control territorial en todo el país, restituir la autoridad y con ello el respeto a la ley en todo el territorio nacional”.


En el caso de Michoacán, si bien las autodefensas no están del todo desmovilizadas están al pendiente de cómo las autoridades locales y federales van a plantear nuevos esquemas de seguridad, tal y como sería la Guardia Nacional

Justo  en la segunda jornada de audiencias públicas sobre la creación de la Guardia Nacional,  el exlíder de los grupos de autodefensa en Michoacán, Hipólito Mora, se pronunció a favor de esa corporación y llamó a las distintas fuerzas políticas a hacer a un lado las diferencias y apoyar la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador. Así se plantea que con las reservas de cada caso, esos liderazgos podrían ser la ventana de oportunidad o la punta de lanza para restituir el dominio del Estado en los territorios comprometidos con la violencia.