Estados
08_amlo_cuitlahuac1200_210519_ct.jpg
Foto: Cuartoscuro.com

Ola de violencia envuelve a Veracruz: lo que dicen AMLO y Cuitláhuac

Mar 21 Mayo 2019 20:36

Una de las grandes asignaturas pendientes en materia de seguridad en el país tiene un solo nombre: Veracruz. El presidente Andrés Manuel López Obrador volvió a visitarlo acompañado del gobernador Cuitláhuac García, quien más allá de sus buenas intenciones requiere confrontar de manera directa el escenario de violencia, criminalidad y fosas clandestinas que desde hace tres gobiernos vive la entidad; en medio de ello una pugna política con el Fiscal General del Estado.


Hay que revisar los números de la inseguridad  para entender lo que hoy se vive. En el 2010, al término del gobierno del priista Fidel Herrera, la entidad cerró con 583 denuncias por asesinatos; para el 2016, cuando Javier Duarte pidió licencia para dejar el cargo, la cifra fue de mil 258 casos; más del doble.

Para 2017, primer año en funciones del panista Miguel Ángel Yunes Linares , hubo mil 822 carpetas de investigación por homicidios dolosos, en tanto que  para el 2018 la cifra fue de mil 492. Entre enero y marzo del 2019 se tuvo registro de 420 víctimas de homicidio, de acuerdo con datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública.


En materia de secuestros se registraron en 2010 solo 17 denuncias; el año pasado fue de 175, y en los primeros tres meses del 2019, ya en el gobierno de Cuitláhuac, se cuentan 111.

Una herida profunda para los veracruzano tiene que ver con las desapariciones; aún cuando la autoridad estatal ha señalado que la cifra supera las 3 mil 500 víctimas, activistas y organizaciones de la sociedad civil han denunciado que el número real podría estar por encima de los 5 mil casos.


Herrera, Duarte y Yunes tuvieron también como elemento común casos por demás sangrientos y violentos que marcaron sus administraciones. Cuitláhuac no se ha quedado atrás y acumula historias:

- A principios de febrero, el alcalde del municipio de Astacinga, Antonio Ramírez Itehua, sufrió un atentado en la región de las Altas Montañas; logró sobrevivir y se reincorporó a sus actividades 

- La empresaria de Coatzacoalcos, Susana Carrera, fue encontrada el 14 de febrero decapitada y dentro de una bolsa negra.

- El 19 de abril, Viernes Santo, un comando agrede a los comensales de un restaurant en Minatitlán pero en particular hacia una mesa: el saldo, 13 personas y un bebé de 12 meses muertos. Hasta ahora  hay tres detenidos, pero ninguno está acusado formalmente por el multihomicidio.


En medio de todo ello, por increíble que suene, hay una pugna política del gobernador con el Fiscal General del Estado, Jorge Winckler, el encargado de investigar y detener a los culpables; incluso el funcionario enfrenta una acusación de juicio político por los presuntos actos de corrupción y colusión con la delincuencia organizada; el proceso se encuentra suspendido desde febrero de este año.


Al respecto, es evidente el respaldo institucional, político y moral del presidente López Obrador con el gobernador Cuitláhuac. Apenas había pasado la masacre de Minatitlán lamentó que era producto del “cochinero” en materia de seguridad que les dejaron los gobiernos anteriores; anunció en su momento que Veracruz sería reforzado con más elementos de las Fuerzas Armadas.

Sobre la permanencia de Jorge Winckler al frente de la Fiscalía General de Veracruz, el presidente consideró un error que el gobernador anterior, Miguel Ángel Yunes, al que calificó de “corrupto”, haya dejado un fiscal general y señaló que Winckler “no cuenta con buenas referencias”. Así pasan los días y las semanas en tierras veracruzanas a la espera de que vuelvan los días con absoluta tranquilidad. 

Yunes Landa acusa que crimen no respeta ‘ni casa de Dios’ en Veracruz