Estados
violencabcs1200_notas15280918.jpg
Foto: @adn40mx

Paraíso turístico en riesgo: BCS con altos niveles de violencia

Vie 28 Septiembre 2018 21:25

Es un paraíso natural, así como un poderoso polo de atracción turística nacional e internacional. Sin embargo Baja California Sur se ha colocado en los últimos años como una de las entidades con crecientes niveles de inseguridad y violencia, haciendo patente la presencia de grupos criminales. La reacción local se ha visto limitada por la inexperiencia, así como falta de preparación y recursos de los cuerpos policiacos. Esto pone un escenario a corto y mediano plazo de alto riesgo para el sector turístico y comercial, pues la respuesta estatal ha sido limitada.


Pobladores, medios locales y nacionales marcarían quizás el 31 de julio de 2014 como el punto de inflexión. Dos grupos armados que se desplazaban en cuatro camionetas se enfrentaron a balazos en Los Cabos, con saldo de tres muertos; las autoridades tardaron casi 72 horas para informar que los fallecidos eran el operador del Cártel de Sinaloa en la región, Esteban “N”, El Pantera, y dos de sus escoltas.

Desde entonces las cifras oficiales, así como de organismos nacionales e internacionales pintan un retrato completo del desastre en materia de seguridad en Baja California Sur.

De acuerdo con la Unidad de Datos de El Universal, para 2017 el mapa de la violencia adquirió nuevas tonalidades en el país pero el mayor salto lo tuvo Baja California Sur:  seis años antes registraba cinco asesinatos por cada 100 mil habitantes y el año pasado la tasa se ubicó en 91 por cada 100 mil.


Fue así, y debido a su baja población y un periodo de alta incidencia delictiva, que Los Cabos fue catalogada como la ciudad más peligrosa del mundo; a su vez, La Paz figuró como la sexta, de acuerdo con un informe del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal.


De manera inevitable esto ya se resintió en la principal industria de la entidad. Entre septiembre y noviembre del 2017, Los Cabos registró su menor tasa de crecimiento en cinco años respecto a los visitantes estadounidenses que llegaron vía aérea, de acuerdo a la Secretaría de Turismo.


Baja California Sur cayó en la dinámica de otras entidades donde no solo creció la violencia a manos de los grupos de la delincuencia organizada, sino también la delincuencia común y la violencia interpersonal. El Índice de Paz México 2018 (IPM) elaborado por el  Institute for Economics and Peace (IEP) colocó a Baja California Sur como el estado menos pacífico de nuestro país, seguido por Guerrero, Baja California, Colima y Zacatecas.


La labor sigue siendo muy amplia pues organismos de la sociedad civil como Causa en Común, y hasta el Consejo Coordinador Empresarial se han sumado, literalmente a la construcción de la infraestructura más básica para mejorar y capacitar a las policías, así como del desempeño en las tareas de seguridad.

La visita del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador el 17 de septiembre y la consecuente reunión con el gobernador Carlos Mendoza Davis bien pudo haber apuntalado el seguimiento a toda una estrategia por demás necesaria para devolver la tranquilidad al estado y sus habitantes.

Gobernador de BCS acepta debatir legalización de marihuana