Estados
adan_augusto_arturo_nunez_tabasco_2_1200_notas_261218_ML.jpg
ADOLFO VLADIMIR /CUARTOSCURO.COM, ISAAC ESQUIVEL /CUARTOSCURO.COM

Tabasco, entre desempleo y protestas: así lo recibe Adán Augusto

Mié 26 Diciembre 2018 19:22

Tabasco va por su segunda alternancia política en medio de condiciones económicas y sociales por demás complicadas: el estado con mayor tasa de desempleo a nivel nacional, el “más golpeado” por los efectos de la crisis petrolera y con protestas crecientes de diversos grupos laborales en demanda de pagos. El mandatario saliente, el perredista Arturo Núñez, entrega un escenario complicado al morenista Adán Augusto López, quien tiene la “ventana de oportunidad” de una refinería y su cercanía con el presidente de la República.

Hace 6 años la ruta de Núñez Jiménez, quien había dejado el PRI luego de más de cuatro décadas, era de recuperación, consolidación, así como de crecimiento y desarrollo; lo que no se previó en el horizonte más inmediato fue “el brutal” desplome de los precios del petróleo, una industria en la que se sustentó buena parte de la economía local.


Por ello ahora Tabasco tiene ahora una tasa de desempleo de 7.8 por ciento de acuerdo con el Inegi, la más alta en el país; durante el sexenio que concluye el decrecimiento económico anual fue 3.1 por ciento en promedio. Pocas administraciones pueden ser operativas en un escenario de ese tipo o mantener una imagen positiva ante los ciudadanos.


Todo ello se complica si al llegar a la época de cierre y de fin de año se adeudan pagos a burócratas, trabajadores y jubilados. Esto ha derivado en protestas en las principales localidades como Villahermosa, la capital, así como en vías carreteras; incluso la primera dama, Martha Lilia López Aguilera, padeció ser retenida durante horas en el Hospital del Niño por una manifestación en exigencia de que se cubrieran adeudos.


El manejo de las finanzas públicas es otra asignatura que ha estado bajo la lupa de la opinión pública local. La Secretaría de Hacienda señala que la deuda pública tabasqueña asciende a cuatro mil 855 millones de pesos, que representan el 0.7% de su PIB; si bien es el lugar número 11 a nivel nacional por el menor índice de endeudamiento, el gobernador electo Adán Augusto López Hernández advirtió que no reconocerá deudas que no estén legalmente sustentadas, por lo que adelantó que se revisarán “minuciosamente”, principalmente las del sector salud.


No puede dejarse de lado que por su situación geográfica, Tabasco depende en buena parte de sus condiciones naturales; por ello también atrae reflectores cuando se informa de la muerte de 30 manatíes en los últimos meses, tras detectarse la contaminación de 90 kilómetros de ríos y lagunas que atraviesan los municipios de Macuspana, Jonuta y Centla. Las causas no se han determinado pero esto también tiene un impacto en la economía local pues decenas de poblaciones dependen de la pesca en esos cuerpos de agua, lo que también se ha desplomado.


Es así que debe usarse la figura de “tarea titánica” para la labor que debe enfrentar López Hernández. En su caso, se están creando condiciones para aprovechar el nuevo “boom petrolero” que se avizora con la reforma energética, la Zona Económica Especial (ZEE) y la instalación de la refinería en el puerto de Dos Bocas, uno de los proyectos prioritarios del presidente Andrés Manuel López Obrador que pretende lograr a mediano plazo.

AMLO adelanta ayuda a Tabasco para pagar nómina y aguinaldo