Gobierno Federal
06_desempleo_apoyos_cdmx_notas120520ct.jpg
Foto: Victoria Valtierra/cuartoscuro.com

Última oportunidad para salvar millones de empleos

Lun 18 Mayo 2020 07:18

Por: Gerardo Trejo Veytia, subsecretario general de Coparmex

La desesperación de la gente está creciendo ante el jaque mate en el que puso el gobierno federal a la mayoría de las empresas y a sus colaboradores; les impide trabajar al considerarlas no esenciales y tampoco les brinda ninguna ayuda real o alternativa para sobrevivir.

Los sueldos, rentas, impuestos, luz y agua en las empresas, se pagan con el dinero de los clientes; si las Pymes deben cerrar por la crisis sanitaria, al no tener reservas suficientes, se quedarán sin dinero y se irán a la quiebra.

El gobierno anuncia como gran apoyo créditos con intereses, que se usarán principalmente para pagar deudas con el propio gobierno y que se ocasionaron por el cierre de actividades que decretó el mismo gobierno; estos préstamos no resuelven nada, solo alargarán un poco la agonía de las empresas.

El gobierno federal pretende dejar a su suerte al sector productivo (empresas y sus colaboradores), negándoles cualquier tipo de ayuda real, ni siquiera prórrogas para cumplir con el pago de impuestos y servicios; la inacción del gobierno ocasionará la quiebra de cientos de miles de empresas y la consecuente pérdida de millones de empleos.

En una crisis sanitaria de estas magnitudes todos deberían sumar para salir adelante, esto incluye a las empresas, el gobierno y los trabajadores; el gobierno quiere que solo las empresas y sus colaboradores pongan su parte, pero lamentablemente muchas no podrán solas con la emergencia económica y quebrarán.

Los empleos no se crean ni se sostienen por decreto, se generan y mantienen cuando hay inversión, oferta, demanda de bienes/servicios y consumo (venta a clientes); con el cierre de operaciones decretado por el gobierno federal y con la estrategia de quédate en casa, nada de esto existe a plenitud.

El Presidente de la República ha declarado que no habrá rescates y que si quiebran será responsabilidad exclusiva de los empresarios; parece no darse cuenta que esta situación súbita y extraordinaria de falta de liquidez en las empresas, es consecuencia del cierre de actividades decretado por el gobierno para enfrentar la crisis sanitaria. Crear un clima antiempresarial en estos momentos de emergencia económica, solo agravará el problema.

Hoy estamos ante la última oportunidad para salvar millones de empleos. La Coparmex ha propuesto al gobierno federal el establecimiento de un salario solidario, cuyo objetivo es preservar los empleos formales mediante un mecanismo en donde la empresa, el gobierno y el trabajador aportan una parte de los salarios durante el período que dure la contingencia sanitaria, cuidando que los trabajadores de menor ingreso reciban completo su salario; el gobierno aportaría la mitad del sueldo y la empresa la otra mitad a los trabajadores que ganan entre 1 y 3 salarios mínimos, continuando de manera progresiva para los demás salarios.

Las empresas y sus trabajadores ya pusieron su parte, solo falta el gobierno; estamos ante la última oportunidad para salvar millones de empleos.

Twitter: @gerardo_trejo_v

Coparmex: viable salario solidario con dinero de Dos Bocas y Tren Maya