Gobierno Federal
aguiar1200_notas27050218.jpg

Aguiar Retes llega conociendo a clase política de todos colores

Lun 05 Febrero 2018 20:20

Carlos Aguiar Retes tiene un encargo claro por parte del papa Francisco como nuevo arzobispo primado de México; pero también se debe reconocer que servirá de puente entre las fuerzas políticas que se acomodan rumbo a la jornada electoral del primero de julio. Que nadie se llame a engaño: el nuevo encargado de la Iglesia católica no cambiará su relación con el poder, el asunto es cómo hará uso de esos nexos para reconstruir los puentes con los fieles y la sociedad secularizada.

Basta revisar las frases y conceptos expresados en su primera homilía como arzobispo primado de México para conocer qué misión tiene:

- Destacó la necesidad de “reconstruir el estilo de vida de nuestra sociedad”.

- Replantearse los proyectos pastorales y sociales para dejar a las nuevas generaciones una ciudad “humanizada y humanizante”.

-Asumir la indicación del papa Francisco en su visita a la Catedral: sean capaces de contribuir a la unidad de su pueblo.

- Favorecer la reconciliación de sus diferencias y la integración de sus diversidades.


Aguiar Retes ha sido cercano a los grupos de poder de Estado de México, eso es de todos sabido durante su labor pastoral en Tlalnepantla. Manejó con discreción su relación con los gobiernos de César Camacho Quiroz, Arturo Montiel, Enrique Peña Nieto y Eruviel Ávila; está documentado que fue quien acompañó en 2009 a Peña Nieto y a su entonces novia Angélica Rivera a Roma, para presentarles al papa Benedicto XVI.

Tampoco fue lejano de los obispos del Valle de México, el ahora retirado Onésimo Cepeda, de Ecatepec y de su antecesor; sin embargo no llega con los negativos de Rivera Carrera, quien ante círculos rojos, de intelectuales y buena parte de la sociedad laica informada se retira bajo las sombras de acusaciones de encubrimientos a sacerdotes abusadores. Pero hasta donde se sabe no rompió con grupo de poder o de influencia.

Las relaciones políticas de Aguiar Retes se hicieron evidentes en las ceremonias de toma de posesión de estas horas. En la Basílica se pudo ver al gobernador de su tierra natal Nayarit, Antonio Echevarría García; el expresidente Felipe Calderón y su esposa Margarita Zavala; el senador por Nayarit, Manuel Cota, y el alcalde de Huixquilucan, Enrique Vargas del Villar.

A su comida asistieron Alfonso Navarrete Prida, secretario de Gobernación y los gobernadores del Estado de México, Alfredo del Mazo y de Hidalgo, Omar Fayad; el panista Santiago Creel, así como el líder de Morena en Ciudad de México, Martí Batres.


Es así que puede ya especularse que más allá de historias pasadas o relaciones forjadas por los años, Carlos Aguiar Retes sin un afán mediático buscará reposicionar pronto a la Iglesia católica  y su agenda por todos conocida en el actual contexto, sobre todo por la etapa electoral que se vive.

Los nexos con el PRI y con el PAN los tiene como ya mencionamos; y si Batres estuvo presente en su festejo, no se olvide de la cercanía que en su momento Andrés Manuel López Obrador tuvo con Norberto Rivera cuando fungió como jefe de gobierno; que el candidato de Morena no se haya enfrentado con las fuerzas católicas conservadoras e incluso tenga como aliado a un partido como Encuentro Social, hace que los puentes estén listos. Esa sería la influencia de monseñor Aguiar Retes.

-Con información de El Universal, Reforma, La Razón y SinEmbargo.mx

Aguiar toma el Arzobispado en pleno proceso electoral