Gobierno Federal
05_medicamentos_notas130519.jpg
Foto: Saúl López/Cuartoscuro.com

AMLO crea distribuidora de medicamentos: así fue la ruta crítica

Jue 30 Julio 2020 22:10

El presidente Andrés Manuel López Obrador reveló el resultado final de una estrategia que ha tomado más de año y medio: la creación de una distribuidora de medicamentos, equipos y vacunas del Estado mexicano. Tendrá como objetivo prioritario llevarlos hasta el rincón más apartado del país “como ocurre con los refrescos y las papitas”, en palabras propias del mandatario. Las piezas del rompecabezas se acomodan ahora: veto y multas a farmacéuticas nacionales, creación del Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Insabi); la operación de Juan Ramón de la Fuente en la ONU y en el Congreso la aprobación de la Ley de Adquisiciones. Aquí al detalle la ruta crítica de este proyecto.

“El destape” de la distribuidora

Si bien los reflectores se concentraron en que el actual director de Protección Civil Nacional, David León va a ser el director de la nueva empresa de distribución y abasto, el mandatario dio algunas pinceladas de lo que será el nuevo organismo. Tendrá la tarea prioritaria de llegar hasta el punto más lejano o intrincado del territorio, con logística e infraestructura propia.

“Es inaceptable que se distribuyan los refrescos embotellados, las papitas, en todo el territorio nacional y que no lleguen las medicinas a los pueblos, porque no sólo era la compra de la medicina, sino la distribución de los medicamentos, que también se contrataba a particulares y era muy irregular todo el abasto” argumentó el presidente López Obrador desde Palacio Nacional.

En el mismo sentido, se trazó que a partir de los convenios internacionales que se firmen habrá un canal de distribución por demás amplio. “Se puede comprar en Alemania, se puede comprar en Francia, se puede comprar en Estados Unidos, en la India (...) a partir de la llegada en aeropuertos o en puertos, a partir de ahí la distribuidora va a tener almacenes y va a tener todo un sistema de transporte para entregar las medicinas a unidades médicas, centros de salud, hospitales” según se detalló.

Los vetos: así empezó todo

El camino para eventualmente tener esa nueva instancia puede vislumbrarse desde marzo de 2019 cuando el presidente vetó a tres farmacéuticas, señaladas como las proveedoras que más vendieron en el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto. Trabajos periodísticos a partir de ejercicios de transparencia vía Compranet revelaron los montos involucrados:

  • Grupo Fármacos Especializados: en el sexenio de Enrique Peña Nieto abarcó 35.2% de las compras consolidadas el sexenio pasado en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) que sumaron 106 mil 813 millones de pesos. Fue inhabilitada por dos años y tuvo una multa resarcitoria de 905 mil 880 pesos, según informó la Secretaría de la Función Pública (SFP).
  • Distribuidora Internacional de Medicamentos y Equipo Médico, así como Farmacéuticos Maypo: todavía en 2019 las dos empresas sumaron 15 mil 461 millones de pesos de contratos el año pasado.

En un memorándum enviado el 20 de marzo de 2019 a la entonces Oficial Mayor de Hacienda, Raquel Buenrostro, el presidente López Obrador explicó que la presencia de dichas empresas en el mercado significaba “a todas luces, inmoral y violatorio del Artículo 28 de la Constitución, que prohíbe la existencia de monopolios”. Por ello instruyó “impedir la participación en licitaciones o adjudicaciones directas a dichas empresas hasta que sepamos, a ciencia cierta, si no hubo en estas operaciones corrupción y tráfico de influencias”.

Para el 23 de enero de este año, se informó que el gobierno de México investigaba a cinco empresas farmacéuticas por “monopolización” y posible relación con el desabasto de medicamentos. Se trataba de la farmacéutica PiSA, quien tiene seis expedientes abiertos; Grufesa, también con seis pesquisas y ya en inhabilitación; Maypo con cinco expedientes, Dimesa con cuatro, y Lomedic con uno, según expuso la titular de SFP, Irma Eréndira Sandoval.

El papel del Insabi

El 3 enero 2020, al tiempo que inició operaciones formales el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), se anunció que tendría un presupuesto de entre 80 mil millones y 100 mil millones de pesos para la compra de medicamentos en 2020. López Obrador remarcó que la partida alcanzará para la compra y distribución de medicinas "si no hay corrupción", por lo que pidió la ayuda de la población para denunciar este tipo de casos.

El Insabi sustituyó al Seguro Popular al dar servicios de salud de manera gratuita a las personas que no cuenten con seguridad social, como la brindada por el IMSS o ISSSTE. Esto incluiría los medicamentos.

Operación ONU

Por increíble que parezca, la estrategia tiene una parte de alcances globales. El 21 de abril de este año se informó que La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) adoptó la propuesta del presidente de México para evitar la especulación en los insumos y equipo médico para atender la pandemia del coronavirus o COVID-19.

La Misión Permanente de México ante la ONU, encabezada por el embajador Juan Ramón de la Fuente., informó de la resolución sobre “cooperación internacional para garantizar el acceso global a medicamentos, vacunas y equipos médicos para enfrentar #COVID19 ", el cual fue copatrocinado por 179 países y adoptado por la Asamblea General.

Ese 30 de julio se retomó este carril internacional. “Vamos mañana (viernes 31) a celebrar un convenio con la ONU para adquirir medicamentos, vacunas, equipos, en el mundo, donde se obtengan las mejores condiciones en cuanto a calidad y precio de los medicamentos y de los equipos médicos”. Incluso el tabasqueño dijo que va a pedir que se anexe el primer pedido de medicamentos “porque no queremos seguir perdiendo el tiempo”.

Congreso cierra la pinza

La pinza “la cerró” el Congreso de la Unión al aprobar en ambas cámaras la reforma a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público. Esencialmente otorga la facultad al Gobierno Federal de realizar compras de medicamentos e insumos médicos en el extranjero, sin licitación, a través de organismos intergubernamentales internacionales.

Por supuesto en Palacio Nacional fue celebrado este ajuste legislativo. “Quiero celebrar que se aprobó en el Congreso la compra de medicamentos, de vacunas, en el extranjero. Esto significa quebrar el monopolio que existía de empresas que tenían el control en México, vendían a precios elevados los medicamentos, de mala calidad y con problemas frecuentes de desabasto” subrayó el mandatario.

¿Y la industria nacional?

Los organismos empresariales han encendido focos amarillos por las implicaciones a la industria farmacéutica por este entramado legal. Para la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) se “fomentará la corrupción y la discrecionalidad” en la compra de medicamentos.

Por su lado la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) expresó sus preocupaciones y un escenario adverso; en un comunicado reconoció que existe un problema grave por el desabasto de medicamentos e insumos para la salud, pero “negamos categóricamente que los culpables sean los industriales”; por ello advierten que se va a generar mayor pérdida de empleos en el país.

En entrevistas el sector farmacéutico señaló que está dispuesto a dialogar y a solucionar los problemas del mercado interno de medicamentos. “Si hay corrupción, que se denuncie y se sancione”, indicó Juan de Villafranca, director de la Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos (Amelaf).

Argumentó que pocos países tienen una planta productiva como la mexicana; planteó que en caso de que exista corrupción en algunas empresas, no se puede afectar a un sector que emplea a 70 mil personas. De ahí el sentido de incertidumbre que ahora los rodea.

Gráfico de la ruta del gobierno de AMLO para empresa distribuidora de medicamentos

México pide formalmente a la ONU garantizar medicamentos vs. COVID-19