Gobierno Federal
amlo_refinacion1200_notas10101218_ct.jpg
Foto: Gobierno de México AMLO por revivir a fondo refinación de crudo: ¿en qué consiste?
Lun 10 Diciembre 2018 19:16

El presidente Andrés Manuel López Obrador puso sobre la mesa “la primera piedra” para que la industria petrolera nacional reviva y se “revolucione” en los años que están por venir: el Plan Nacional de Refinación. La ruta es renovar y poner al 100 por ciento las seis refinerías, pero en conjunto construir la de Dos Bocas, Tabasco; para ello hay que tener más recursos, un plan estratégicos y “cabezas” perfectamente establecidas. A lo lejos la meta es que haya mayor producción de hidrocarburos y creciente autosuficiencia energética.

Todo ello a partir de un diagnóstico simple pero contundente: "estamos comprando 75 por ciento de las gasolinas que consumimos, sólo producimos 25 por ciento; vamos hacia la autosuficiencia, a darle valor agregado a la materia prima", explicó el mandatario federal.


Precisamente desde Dos Bocas, Tabasco,  López Obrador delineó que se cambiará la política petrolera del país; para ello se analiza llevar a la práctica contratos integrados que faciliten la extracción del hidcarburo, tanto en tierra como en aguas someras; finalmente adelantó que la actividad petrolera se financiará con el plan de austeridad republicana y se aumentará en 75 mil millones de pesos la inversión en Petróleos Mexicanos en 2019.


Al respecto, se informó que ya se tiene el diagnóstico de cada una de las refinerías y de sus principales equipos, por lo que se va a adquirir el refaccionamiento básico; habrá sustitución en algunos equipos de piezas importante, además de mantenimiento de tipos internos y periféricos.

Todo ello va encarrilado a una meta muy puntual: hoy el sistema nacional tiene una capacidad de procesamiento de un millón 540 mil barriles de crudo; de  de manera realista se quiere llegar a dos millones 400 mil barriles para 2024.


En el plano operativo, López Obrador enfatizó que se necesita un responsable con todas las facultades y responsabilidades para llevar a cabo el trabajo en las distintas áreas del sector. Así perfiló a la triada para “revolucionar” al sistema energético nacional:

- Octavio Romero Oropeza, director general de Pemex: "el responsable de extraer el petróleo que necesitamos y sacar adelante a Pemex en cuanto a la producción petrolera".

- Rocío Nahle, titular de la Secretaría de Energía: tiene la responsabilidad de la rehabilitación de las seis refinerías y la construcción de la nueva.

- Manuel Bartlett, director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se encargará de las acciones en el sector energético para producir energía.


Tan ambicioso como complicado este plan, pero más allá de argumentaciones estructurales en contra (como el que el único negocio viable del sector es la extracción), pocos pueden negar que la ruta es clara, precisa y de largo alcance. Es un giro a lo que se había planteado en los últimos tres sexenios por lo que expertos si bien dicen ¿por qué no intentarlo? solo ponen el dedo en el renglón en los asuntos de presupuesto, transparencia y efectividad. Así no estará de más contar “a tope” con la infraestructura que nos volvió en un determinado momento una potencia petrolera ascendente.

Nahle confirmó que habrá una nueva política de energía con AMLO