Gobierno Federal
El_dato_ebrard_foto_nota

AMLO y Ebrard, de la rivalidad a la alianza: ¿cómo se conocieron?

Jue 20 Junio 2019 18:23

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador fue puesto a prueba en semanas recientes. Donald Trump embistió a México con una amenaza: la aplicación del 5% de aranceles a los productos mexicanos, sino no se controlaba el flujo migratorio de centroamericanos a Estados Unidos. AMLO optó por su carta más fuerte: el secretario de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, en quien confió la difícil tarea de lograr un acuerdo entre la Casa Blanca y el gobierno mexicano, y lo consiguió.  Difícilmente se verá otra alianza como la conformada por López Obrador y Ebrard. Por eso, en esta nueva entrega de El Dato revisaremos cómo ha sido su relación política, destacan las declinaciones, designaciones, elecciones y el autoexilio. Es para AMLO de sus alianzas más sólidas en la Cuarta Transformación.

el_dato_ebrard_7


AMLO y Ebrard con pasado priista


Ambos tienen en el pasado la huella del PRI, mientras AMLO militó de 1981 a 1988, siendo incluso presidente del partido en Tabasco. Marcelo Ebrard se unió en 1978 por invitación de su padrino político Manuel Camacho Solís, en los años 90. Ahí fue secretario general del PRI de Ciudad de México y también funcionario en Relaciones Exteriores, por el entonces regente Camacho Solís.

Ebrard Casaubón dejó el PRI luego de que Camacho Solís fundara el Partido Centro Democrático (PCD), en el año 2000, el cual perdió su registro. Fue entonces cuando se vio ante la posibilidad de ser el candidato a la Jefatura de Gobierno del entonces Distrito Federal. Su proyecto no prosperó, pero lo acercó política y personalmente al tabasqueño, por quien declinó.


Ebrard y las 2 veces que cedió el paso a AMLO


AMLO que contendía como abanderado del PRD consiguió la victoria electoral y al asumir el poder del DF colocó a Ebrard como secretario de Seguridad capitalina, en donde tuvo que enfrentar el mayor golpe de su gestión, el linchamiento de dos policías en Tláhuac. Por estos hechos, en 2004, el entonces presidente Vicente Fox lo destituyó de su cargo. En 2005, López Obrador lo rescató y lo nombró su secretario de Desarrollo Social.

Fue en 2006 cuando AMLO y la mayoría de los militantes del Sol Azteca apoyaron a Marcelo para que fuese él el candidato a la Jefatura de Gobierno, al mismo tiempo AMLO buscó la Presidencia del país. En unos comicios por demás controvertidos el tabasqueño perdió la elección ante el entonces panista Felipe Calderón, mientras que Ebrard se consolidó como una figura en el PRD y en la capital del país, al ganar el gobierno local.


Ebrard y su sueño presidencial


Seis años después AMLO buscó por segunda vez la candidatura presidencial, mientras que Marcelo Ebrard era el otro aspirante natural del PRD. La decisión se llevó a una elección interna, entre militantes, y fue así cuando las encuestadoras definieron que los números le favorecían a López Obrador. Ebrard no tuvo más que reconocer su derrota y ceder, por segunda vez, su lugar al tabasqueño. Por su parte, AMLO le ofreció que, de llegar al Presidencia de la República, quedaría como secretario de Gobernación. El 1 de julio de 2012, López Obrador había perdido una vez más los comicios, esta vez ante Enrique Peña Nieto. El PRI estaba de vuelta en Los Pinos.


Autoexilio de Ebrard y 2da derrota de AMLO


2012 fue un año turbulento para Ebrard y López Obrador. AMLO perdió por segunda vez la elección por la Presidencia de la República, emprendiendo así una gira por todo el país y posteriormente, el 10 de julio de 2014 inició el proceso oficial para que su Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) se convirtiera en partido político. Ebrard, por su parte, fue investigado por la construcción de la Línea 12 del Metro, señalado por presunto peculado y pagos indebidos. Sorprendió que entre los principales promotores de la investigación en su contra fue su exprocurador de Justicia, Miguel Ángel Mancera, investido entonces como nuevo jefe de Gobierno del Distrito Federal, así como el perredista Joel Ortega.

En 2015, tras su renuncia al PRD, Marcelo Ebrard desapareció de la vida pública en México y viajó a Francia, de donde es originaria su familia. A ese viaje y a su permanencia de aproximadamente tres años se le denominó como su autoexilio. Pero no solo estuvo en París, también pasó una larga temporada en los Estados Unidos.

Reencuentro AMLO y Ebrard


En 2018, Andrés Manuel López Obrador buscó por tercera vez la Presidencia de la República, esta vez tuvo un plan trazado para llegar a cada rincón del país, sabía que los estados más complicados de conquistar eran los ubicados en el norte y noroeste, así fue como determinó llamar a refuerzos y anunció el regreso de Ebrard Casaubón a México.

Designado como principal operador político en Jalisco, Nayarit, Sinaloa, Sonora, Baja California, Baja California Sur, Chihuahua y Durango, Ebrard logró que AMLO tuviera ventaja en la zona.

El 1 de julio de 2018, Andrés Manuel López Obrador fue electo como presidente de la República, y puso a Marcelo Ebrard en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), en lugar de Héctor Vasconcelos, quien se convirtió en senador.


AMLO y Ebrard en la 4T


Desde el 1 de diciembre de 2018, Marcelo Ebrard fue nombrado como canciller de México, a él le tocaría la difícil tarea de lidiar con la política exterior, los embates de Donald Trump y ser representante de AMLO en cumbres internacionales, porque el presidente se rehúsa a viajar al extranjero, pues, dice, “la mejor política exterior, es la interior”.

¿Ebrard ‘saving México’ de crisis económica?


El pasado 30 de mayo, Donald Trump amenazó con la imposición de 5% de aranceles a todas las importaciones mexicanas, si el país no hacía algo por contener el flujo migratorio de Centroamérica. AMLO envió una carta, en donde respondía por primera vez al republicano, le expresó, además de su amistad, que no se trataba de un “ojo por ojo”, sino que como hombres de Estado están obligados a buscar soluciones pacíficas. A través de la misiva anunció que Ebrard visitaría la Casa Blanca para dialogar.

El canciller encabezó la misión mexicana, al lado de la secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín, en un proceso de aproximadamente 8 días de negociaciones, mientras que Trump se encontraba en una visita de Estado en Reino Unido.

El momento cumbre llegó, el 7 de junio, cuando Ebrard anunció que, por fin, se había alcanzado un acuerdo, la cancelación de aranceles a cambio del control migratorio. Fue así como se informó sobre el impulso de un cuestionado plan de migración.

Ya desde ahora muchos lo perfilan como el candidato de Morena a la Presidencia, debido a que la crisis diplomática permitió su posicionamiento mediático.  

Ver esta publicación en Instagram

El papel del canciller @marcelo.ebrard como jefe de la delegación negociadora con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles, y su posterior designación como coordinador de la comisión especial que aplicará dichas medidas, le dio atribuciones que, lo convirtieron en uno de los miembros de su gabinete con mayor presencia y un rol más allá de su papel como encargado de la política exterior. El acuerdo al que llegó el ex jefe de Gobierno el pasado 7 de junio fue severamente criticado, tanto por morenistas como miembros de la oposición, que han comparado las recientes tareas del titular de la @sremx con su antecesor en el gobierno de @epn, Luis Videgaray. #Canciller #Similitudes #Morena #Presidencia #PolíticoMx #PolíticaGráfica

Una publicación compartida de Político.mx (@politicomx) el

¿Ebrard es como Videgaray con EPN? Canciller y su rol en la 4T de AMLO