Cáncer, paro cardiaco y anginas de pecho, ¿de qué han muerto los expresidentes de México?

Gobierno Federal

madrid-jolopo-diaz-ordaz-diaz-juarez.jpg

Político MX

Vie 09 Julio 2021 09:00

¿De qué han muerto los expresidentes de México? De acuerdo a los registros desde cáncer, paros cardiacos y hasta anginas de pecho han sido la causas de los decesos de los exmandatarios. Algunas de ellas han causado controversias y solo en el caso de Porfirio Díaz han fallecido fuera del país. A continuación te presentamos una lista sobre las causas que han llevado a la muerte a algunos expresidentes.

Miguel de la Madrid

De los últimos fallecimientos que se dieron de exmandatarios fue el de Miguel de la Madrid, quien murió el 1 de abril de 2012 a los 77 años en el hospital Español de Ciudad de México. El expresidente padecía un enfisema pulmonar. Miguel de la Madrid Hurtado fue presidente de México de 1982 a 1988.

José López Portillo

El antecesor de Miguel de la Madrid en la Presidencia del país fue José López Portillo, el priista que gobernó de 1976 a 1982. El exmandatario tenía 83 años cuando una complicación cardiaca generada por una neumonía lo llevó a la muerte el 17 de febrero del 2004 en Ciudad de México. Sus restos descansan en el Panteón militar de la capital del país.

Gustavo Díaz Ordaz

Quien fuera presidente de México entre 1964 y 1970 murió nueve años después de dejar la Presidencia, el 15 de julio de 1979 a causa del cáncer de colon y de asma.

“Hemos sido tolerantes hasta excesos criticados, pero todo tiene un límite”, fue una de las frases que marcó el sexenio de Díaz Ordaz el cual protagonizó la represión a estudiantes del 2 de octubre de 1968 en la plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco.

Adolfo López Mateos

Gobernó el país en el sexenio comprendido entre 1958 y 1964. Tras dejar la Presidencia, su sucesor Gustavo Díaz Ordaz lo invitó a presidir el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de 1968; sin embargo, renunció ya que en 1965 le sobrevino un ataque cerebral.

López Mateos fue operado de un aneurisma cerebral en el Sanatorio Santa Fe de Ciudad de México, el 26 de noviembre de 1965. Al final le detectaron siete aneurismas cerebrales. Se dice que López Mateos en 1967 sufrió una hemorragia cerebral a pesar de que fue operado en noviembre de 1965 y aunque vivió en estado vegetativo dos años, murió en la madrugada del 22 de septiembre de 1969 de un paro cardiaco y respiratorio en su casa de San Jerónimo 217.

Para honrar su memoria, en 1994 fue inaugurado el museo que lleva su nombre en su tierra natal, Atizapán de Zaragoza, Estado de México, en donde también fue erigido un monumento para guardar sus restos.

Adolfo Ruiz Cortines

El priista murió a los 83 años, víctima de una insuficiencia cardiaca provocada por una arterioesclerosis generalizada en diciembre de 1973. Ruiz Cortines fue presidente de la república de 1952 a 1958. Su sepelio tuvo lugar en la cripta familiar del panteón de Dolores el 5 de diciembre.

Miguel Alemán Valdés

Un infarto al corazón en su despacho en la colonia Polanco en Ciudad de México, fue la causa de la muerte de Miguel Alemán, el 14 de mayo de 1983. El que fuera presidente de México de 1946 a 1952, murió a los 82 años.

Manuel Ávila Camacho

Con 58 años y en su rancho “La Herradura”, ubicado en Naucalpan, Estado de México, el presidente en el sexenio de 1940 a 1946 murió Manuel Ávila Camacho un 13 de octubre de 1955, víctima de un ataque cardíaco.

Ávila Camacho se dedicó a labores agrícola-ganaderas en su rancho La Soledad, en Martínez de la Torre, Veracruz, al salir de la Presidencia. Sus restos descansan en el Panteón Francés de Ciudad de México, junto con los de su esposa.

Lázaro Cárdenas del Río

El general Lázaro Cárdenas murió de cáncer a los 75 años. En enero 1970 fue hospitalizado en el Sanatorio Santa Elena de Ciudad de México para operarlo de una hernia; su deceso llegó el 19 de octubre de 1970 y fue enterrado en el Monumento a la Revolución.

El general Cárdenas del Río fue presidente de México del 1 de diciembre de 1934 al 30 de noviembre de 1940. Al terminar su período de gobierno, durante los años de la Segunda Guerra Mundial, ocupó el cargo de Secretario de la Defensa.

Su gobierno se caracterizó por la reforma agraria y la creación de los “ejidos” en el sector agropecuario así como la nacionalización de la industria petrolera y por haber brindado asilo político a exiliados españoles durante la guerra civil española.

Porfirio Díaz

El expresidente Porfirio Díaz es el único exmandatario que murió fuera del país, pues falleció en Francia el 2 de julio de 1915, a la edad de 84 años, a causa del endurecimiento de las arterias, lo cual le originó diversas complicaciones.

Fue enterrado en la iglesia de Saint Honoré d'Eylau, y el 27 de diciembre de 1921 sus restos fueron trasladados al cementerio de Montparnasse en París. Desde el año de 1989 se han expresado intenciones de regresar a México los restos de Díaz. El militar mexicano ejerció el cargo de presidente de México en siete ocasiones. En total ocupó la presidencia por 30 años.

Benito Juárez

El expresidente Benito Juárez García murió en 1872 por una angina de pecho, sin embargo, en su acta de defunción señala que fue a causa de la “neurosis del gran simpático”. El originario de Guelatao, Oaxaca que gobernó el país entre 1857 y 1872, previo a su fallecimiento tuvo una dieta muy particular que incluía media copa de vino, pulque y jerez. Además de huevos fritos, salsa picante de chile piquín y una copa chica de rompope a las 9 de la noche.

De acuerdo con el artículo “Médicos, muerte y acta de defunción, Benito Juárez murió de neurosis del gran simpático en 1872”, Ignacio Alvarado, doctor juarista que acompañó al presidente durante sus recorridos por México, le diagnosticó una angina de pecho.

El fallecimiento de Benito Juárez se dio el 18 de julio de 1872, 10 días después de que presentó molestias, pero ese día antes de su muerte, el doctor Ignacio Alvarado indicó que a las 11 de la mañana “un nuevo calambre dolorosísimo del corazón lo obligó a arrojarse a su lecho, no se movía ya, el corazón latía débilmente, su semblante se demudó, cubriéndose de las sombras precursoras de la muerte, y en lance tan supremo tuve que acudir contra mi deseo a aplicar un remedio muy cruel, pero eficaz; el agua hirviendo sobre el corazón...”. Sus restos mortales se encuentran en el panteón de San Fernando en Ciudad de México

Guadalupe Victoria

El primer presidente de México murió el 21 de marzo de 1843 a causa de un padecimiento epiléptico que quebrantó su salud durante más de dos años en la fortaleza de San Carlos de Perote en Veracruz.

En 1863, sus restos fueron trasladados a Puebla por el general Alejandro García y en 1925 se colocaron en el Monumento a la Independencia en la Ciudad de México. El 15 de agosto de 2010, en la celebración del Bicentenario del inicio de la independencia de México, sus restos fueron trasladados a Palacio Nacional y permanecieron en exhibición hasta el 30 de julio de 2011, cuando fueron regresados a la columna de la Independencia.

Te puede interesar:
Así fueron las últimas cenas que el médico le prescribió a Benito Juárez antes de su muerte

App Político MX

DESCARGA
NUESTRA APP

Degradado

y recibe lo mejor de Político.mx

Forma central Degradado
Político MX podcast

PODCAST

degradado Forma 45 grados

Escúchanos en estas plataformas:

degradado