Gobierno Federal
cervantes_notas301040917.jpg
Cuartoscuro

Cervantes dice que placas de Ferrari fueron error administrativo

Lun 04 Septiembre 2017 20:49

Raúl Cervantes, procurador General de la República, envió a través de Cristina Rocha Cito, su representante legal, una carta al periódico Reforma para aclarar la información publicada sobre su Ferrari. En la misiva Cervantes Andrade explicó que adquirió el vehículo en 2011, cuando no ejercía ningún cargo en el Gobierno Federal. Agregó que el registro de su Ferrari en un domicilio de interés social en Xochitepec, Morelos, se debió a un "error administrativo" por parte de la empresa que le vendió el auto.

Rocha Cito negó que exista alguna irregularidad o un intento de obtener un beneficio fiscal por parte del actual procurador: "En ese caso, no hay ninguna ilegalidad, ni siquiera un beneficio fiscal, lo que hay es un error administrativo en el registro de un domicilio a otro en Morelos".

En la carta también se detalla que Cervantes Andrade sí tiene residencia legal en Morelos y que pagó el vehículo con sus propios recursos:

"La propiedad está ubicada en la calle Yecapixtla, Fraccionamiento Lomas de Cocoyoc, en el municipio de Yautepec. Esta casa de Cocoyoc es propiedad de su familia desde hace 32 años y la recibió como herencia a la muerte de sus padres".

Añade que, efectivamente, el Ferrari fue comprado por Cervantes Andrade en 2011, cuando ejercía su práctica profesional en el despacho CEA-Abogados S.C.

"El Dr Raúl Cervantes Andrade siempre ha cumplido de forma puntual, transparente e íntegra con sus declaraciones patrimoniales y de impuestos, así como con los pagos de todas sus obligaciones fiscales", dice Cristina Rocha Cito.

Hijo de Romero Deschamps presume Ferrari dorado en Mónaco