Gobierno Federal
lighthizer_notas19180517.jpg
Yuri Gripas/Reuters Comercio digital y empresas estatales en la mira de EUA en TLCAN
Jue 18 Mayo 2017 19:02

Estándares de comercio digital, normativas para empresas estatales y condiciones de seguridad alimentaria son algunas de las prioridades que plantea el gobierno de Estados Unidos a la hora de renegociar el Tratado de Libre Comercio con México y Canadá.

Así lo plantean “las letra pequeñas” en la carta de apenas dos páginas que envió Robert Lighthizer, jefe de Comercio Exterior, al Congreso estadounidense para abrir el plazo de consultas públicas por 90 días y que concluiría el 16 de agosto.

Hasta donde se advierte el contenido de la carta final es muy similar a la del borrador que circuló hace unas semanas, pero es mucho más condensada y no entra en detalles. El texto anterior era de ocho páginas; en esta ocasión se esbozan metas generales, sin colocar calendarios preestablecidos.

Los sectores o áreas económicas a los que se hacen referencia directa para incluirlos o que se modernicen en el nuevo acuerdo son:

- Estándares de comercio digital.

- Derechos de propiedad intelectual.

- Mercado laboral y medio ambiente.

- Normativas para empresas estatales

- Condiciones de seguridad alimentaria.

- Procedimientos aduanales.

- Medidas fitosanitarias.

- Pequeñas y medianas empresas.

Lighthizer dijo a periodistas, en una conferencia telefónica, que la mayoría de los capítulos “están claramente obsoletos y no reflejan los estándares más recientes en los acuerdos comerciales de Estados Unidos”.

Incluso reconoció que industrias como la manufacturera se han rezagado en los EUA, particularmente con respecto a México.

Más aún, legisladores que han participado en las consultas preliminares con Lighthizer y Wilbert Ross han comentado que, de inicio el gobierno de Trump desea negociar el acuerdo en forma trilateral; se descarta la posibilidad de que buscar acuerdos bilaterales de ser necesarios.

Asimismo, han indicado el interés de los negociadores estadounidenses en incluir disposiciones relacionadas con los mercados de divisas y de abordar el capítulo 19 del TLCAN, sobre el mecanismo de resolución de disputas.

Todas estas aristas deberán ser consideradas por el equipo negociador mexicano, y por supuesto, el canadiense; son frentes de batalla que hoy en día conforman buena parte de la economía globalizada y estarán sobre la mesa  para el final del verano.