Gobierno Federal
Dia del presidente especial El Dato

Día del presidente: así evolucionó de los gobiernos priistas a AMLO

Lun 26 Agosto 2019 09:46

Todo presidente debe rendir un Informe de Gobierno, el acto evolucionó hasta convertirse en el llamado “Día del Presidente” con la hegemonía priista, incluía desfile y porras, pero llegada la alternancia con el PAN, el formato terminó por desgastarse. 

Así era el Día del presidente

El 1 de septiembre era conocido de manera no oficial como Día del Presidente, el mandatario federal en turno asistía al Congreso de la Unión para entregar su Informe y pronunciar un mensaje, en medio de aplausos. 

Hasta mediados de los 90, el presidente realizaba un recorrido por las calles de la zona centro de Ciudad de México, en un auto convertible, desde el que saludaba a la multitud que asistía en medio de papeles de colores que inundaban el ambiente.


dia del presidente el dato especial infografia


El itinerario  

El mandatario era esperado por su gabinete, gobernadores, senadores, diputados, líderes sindicales, campesinos e invitados especiales. En donde era aplaudido y ovacionado, además recibía el conocido "besamanos", para concluir con la tradicional fotografía. 

En ese entonces no podía ser interpelado ni atacado por ninguno de los presentes, por lo que el acto comenzó a recibir críticas debido al “culto” a la figura presidencial.

 
Distintas sedes 

A lo largo de la historia la lectura del Informe de Gobierno ha tenido diferentes sedes del Congreso. Primero se realizaba en Palacio Nacional, en el Salón Juárez; luego pasó a la Asamblea Legislativa de Ciudad de México y finalmente comenzó a llevarse a cabo en el Palacio Legislativo de San Lázaro, inaugurado en 1981 con el quinto Informe de José López Portillo.

 

Los informes de gobierno más emblemáticos

El informe de gobierno de 1969, es uno de los que siempre serán recordados, debido a que el entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz, luego de la matanza de Tlatelolco del 68, reconoció su parte en los hechos, fue el primer presidente en asumir su responsabilidad en un caso así. 

El último año de José López Portillo, tras la crisis económica, su último informe tuvo tintes dramáticos, incluso rompió en llanto.

Otro de los informes que pasó a la historia fue el de 1988, de Miguel de la Madrid cuando Porfirio Muñoz Ledo lo interpeló ante sus familiares presentes. 

Para la época de Carlos Salinas de Gortari, las interpelaciones se volvieron más comunes. Luego de ser señalado de fraude durante la elección de 1988.

Para el último Informe de Vicente Fox en 2006, la tribuna de San Lázaro fue tomada por el grupo parlamentario del PRD, debido a las acusaciones de otro fraude electoral, en esa ocasión contra Andrés Manuel López Obrador. Fox fue el último presidente en presentarse al Congreso para tal fin. 

Para el primer año del sexenio de Felipe Calderón, el jefe del Ejecutivo optó por llevar su informe escrito, a fin de “agilizar el acto”. En el 2008 el entonces secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, acudió a San Lázaro a presentar el segundo informe en representación de Calderón, mismo año en el que en el mes de julio en el que el Senado aprobó una reforma con la que se determinó que no era necesaria la presencia del presidente. 

A poco del primer informe de Andrés Manuel López Obrador aclaró que dará un mensaje a la nación en Palacio Nacional y enviará al Congreso el informe con la titular de la Segob, Olga Sánchez Cordero.

AMLO revela que ya tiene el borrador de su primer Informe de Gobierno