Díaz Ordaz y su breve inauguración de los Juegos Olímpicos del 68

Gobierno Federal

foto_nota_maquina_tiempo_diaz_ordaz.jpg

Foto: Televisa

Aquiles Siller

Jue 01 Julio 2021 18:03

Uno de los momentos históricos del siglo XX en México fueron los Juegos Olímpicos de 1968, al ser los primeros que se realizaban en una nación en desarrollo y de Latinoamérica. Más aún por ocurrir bajo la sombra del abrupto y trágico cierre del movimiento estudiantil el 2 de octubre, apenas diez días antes. En esa ceremonia en el estadio de Ciudad Universitaria quedó marcada la escueta y fría intervención del entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz, con apenas una frase por demás protocolaria. En la máquina del tiempo queda marcada como la inauguración más breve de un mandatario en ese tipo de actos.

Así se dijo. “Hoy, 12 de octubre de 1968, declaro inaugurados los Juegos Olímpicos de México, que conmemoran la XIX Olimpiada de la era moderna”, fueron las escasas palabras pronunciadas por el mandatario de origen poblano.

Lo que se vio. Apenas terminó la frase oficial, la cobertura televisiva cambió de manera inmediata la toma para encuadrar a la banda musical. En el sonido ambiente se combinaba la melodía de la fanfarria olímpica con gritos, aplausos y la porra: “¡México, México, ra, ra!”.

Lo que se dijo. Circuló la versión de que un papalote negro voló sobre el palco de Diaz Ordaz como forma de protesta ante los hechos de la matanza de Tlatelolco. En la transmisión de televisión nunca se pudo apreciar y no hay, hasta ahora, pruebas concretas de que esto hubiera ocurrido, pero desde esos años surgió esa versión. Tampoco hay registro de alguna rechifla o reclamo entre los asistentes, como sí quedó asentado en la apertura del Mundial de fútbol de 1970.

Te puede interesar:
Díaz Ordaz perdió la retina por bofetada de La Tigresa: médicos mexicanos lo trataron pese a rechazos

App Político MX

DESCARGA
NUESTRA APP

Degradado

y recibe lo mejor de Político.mx

Forma central Degradado
Político MX podcast

PODCAST

degradado Forma 45 grados

Escúchanos en estas plataformas:

degradado