Gobierno Federal
03_elba_granier_villanueva_lozoya_notas200720ct.jpg
Fotos: Cuartoscuro.com

De la cárcel al hospital: políticos usan su salud en estrategia legal

Lun 20 Julio 2020 16:01

La extradición de Emilio Lozoya ha generado diversas opiniones, al tratarse de una de las capturas más importantes para el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, “se trata de un pez gordo”. Sin embargo algo que ha llamado la atención es que se le trasladó a un hospital privado bajo custodia policial con el argumento de que “padecía anemia y problemas del esófago”. No es el único político que usa su estado de salud como un recurso para obtener algún beneficio legal. Elba Esther Gordillo, Mario Villanueva, entre otros, se encuentran en la lista.

Gordillo vivió gran parte de su proceso hospitalizada

La exlideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) fue detenida en 2013, acusada de lavado de dinero y delincuencia organizada, quien desde que llegó a la cárcel comenzó a presentar problemas de salud que se le adjudicaban a la edad, por lo que su defensa presionó para que contará con el beneficio de prisión domiciliaria.

Tras pisar la prisión la maestra fue ingresada en varias ocasiones a hospitales privados por padecimientos crónicos del hígado, hipertensión y problemas renales, por lo que la mayor parte de los casi cinco años que pasó reclusa estuvo internada, incluso en una ocasión a raíz del sismo del 19 de septiembre de 2017 fue cambiada de hospital de uno de la colonia Roma a otro de Lomas de Chapultepec debido a que el inmueble sufrió daños estructurales.

En diciembre del 2017, su defensa finalmente consiguió la prisión domiciliaria por lo que permaneció en su departamento en la colonia Polanco, y ocho meses más tarde fue absuelta de los delitos que se le imputaban, por lo que en agosto de 2018 obtuvo su libertad.

En redes sociales incluso, con el caso de Lozoya se volvió tendencia cuando los usuarios recordaron el caso de la maestra.

Granier y su padecimiento cardiaco

Otro de los casos es el del exgobernador de Tabasco, Andrés Granier, quien luego de su arresto en junio de 2013, fue trasladado a la torre médica del Centro de Reclusión Femenil Tepepan y posteriormente al hospital Ángeles del Pedregal, en Ciudad de México, por un padecimiento cardiaco, hecho por el que no pudo acudir a su primer comparecencia en el Ministerio Público de la entidad.

Su defensa aseguró que el exmandatario tenía esos padecimientos crónicos desde hace tiempo, por lo que poco después logró obtener prisión domiciliaria y en 2019, su exoneración de todos los delitos que se le imputaban entre ellos desvío de recursos y peculado.

Mario Villanueva logra arraigo por enfermedad pulmonar y riesgo de COVID-19

Otro personaje político que aprovechó su estado de salud para salir beneficiado fue el exgobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva que fue detenido en 2001 acusado por recibir sobornos del narco y liberado en 2007 y capturado nuevamente a petición de Estados Unidos, quien pedía su extradición, por lo que fue enviado a ese país en 2010.

En 2018 tras su regreso a México, fue trasladado al Cereso de Chetumal por su estado de salud, ya que padece de problemas pulmonares, de la tiroides, hipertensión arterial y desgaste de articulaciones, hecho por el que en este año le pidió al presidente apoyo para ser trasladado a su domicilio durante la pandemia del coronavirus o COVID-19.

El pasado 10 de julio un juez le otorgó el arresto domiciliario de manera temporal al considerar que sufre de una enfermedad crónica.

La arritmia de Collado

En el caso del abogado cercano, a Carlos Salinas, Carlos Romero Deschamps y Enrique Peña Nieto, Juan Collado, quien es acusado de delincuencia organizada y lavado de dinero; dos meses después de su detención en 2019, su defensa solicitó que fuera hospitalizado luego de que presentó una crisis de arritmia e hiperventilación. Sin embargo, días después médicos institucionales y del Reclusorio Norte consideraron que superó la crisis.

Ahora en medio de la pandemia por el coronavirus o COVID-19 su esposa, la actriz Yadira Carrillo mostró su preocupación por Collado al señalar que se encuentra en el sector vulnerable al virus “porque tiene asma, porque tiene problemas del corazón, es hipertenso y por la edad”.

Diabetes y edad benefician a Ancira

El empresario, Alonso Ancira, presidente de Altos Hornos de México (AHMSA) fue arrestado en Palma de Mallorca, en Islas Baleares, en junio de 2019 y puesto en libertad bajo caución y con la prohibición de abandonar territorio español.

Su defensa del empresario, acusado de los delitos de lavado de dinero y corrupción relacionados con la brasileña Odebrecht, usó como recurso su edad y su condición de diabetes para librar la prisión en España y su posible extradición a México.

Cabe destacar que la investigación al empresario fue la misma que derivó en la captura de Lozoya. Pese al logro por parte de la defensa un juzgado le dictó una sentencia de extradición la cual fue apelada por Ancira, sin embargo, fuentes cercanas al empresario señalaron que por ahora se encuentra “tranquilo”.

Anemia salva de la cárcel a Lozoya

Lo que sabemos del caso Lozoya por propias palabras del presidente es que se trata de un “testigo protegido” que está siendo vigilado durante su estancia en el hospital, pues podría estar en “peligro”, por las pruebas y nombres que presentará a la Fiscalía.

Autoridades de España aseguran que no hay constancia de que el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), haya sufrido de algún padecimiento o que se encontrara en mal estado de salud. No obstante, al llegar a México, le detectaron anemia y problemas en el esófago.

Así lo confirmaron el perito médico de la Fiscalía General de la República (FGR) y un médico particular en la primera revisión, por lo cual ambas partes determinaron que requería hospitalización, por lo que el Ministerio Público Federal ordenó su internamiento.

AMLO revela que Lozoya ya rindió declaración ante FGR y dio nombres