Gobierno Federal
montiel_duarte1200_notas17140818.jpg

Duarte y cercana a Bejarano a cargo de programas clave de AMLO

Mar 14 Agosto 2018 21:22

Suspicacias y cejas alzadas se generaron entre más de un columnista y analista al enterarse que Andrés Manuel López Obrador designó a Ariadna Montiel y Horacio Duarte como subsecretarios. Ambos personajes tienen una larga trayectoria tanto en la administración pública, el ámbito legislativo, legal y político; están relacionados con personajes de la talla de René Bejarano. Por ello se advierte al colocarlos como la cabeza de programas clave pueden servir a propósitos “clientelares” y de manejo de recursos millonarios.

Ariadna Montiel Reyes fue presentada como subsecretaria de la Secretaría del Bienestar, antes de Desarrollo Social; tendrá a su cargo ni más ni menos que el programa insignia  de pensiones de adultos mayores, el cual según las proyecciones tendrá 8 millones 500 mil beneficiarios y una inversión de 120 mil millones de pesos en 2019.

En el caso de Horacio Duarte, como futuro subsecretario de Empleo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, se encargará de poner en operación el programa "Jóvenes Construyendo el Futuro", que plantea la contratación de dos millones 300 mil jóvenes.


A lo largo de su carrera pública, Ariadna Montiel ha sido relacionada con René Bejarano como integrante de la corriente Izquierda Democrática Nacional (IDN). Militó durante 26 años en el PRD, hasta que renunció en el arranque de la 63 Legislatura federal en 2015. En la administración pública fue directora Red de Transporte de Pasajeros del entonces Distrito Federal (RTP) entre 2006 y 2012.

Columnistas de la época advirtieron que esa posición era estratégica para que Bejarano tuviera un “alfil” relevante en la administración de Marcelo Ebrard; anualmente recababa mil millones de pesos y tenía un subsidio en promedio de mil 300 millones. Además  su esposo, Sergio Villarroel, trabajó muchos años en el equipo de seguridad de López Obrador. Hasta el momento, Montiel no se ha desligado ni deslindado del movimiento bejaranista.


En el caso de Duarte, su trayectoria también está plenamente ligada a la de López Obrador en los últimos 15 años. Fundador del PRD, ha centrado sus operaciones e influencias en la zona de Texcoco, de donde fue presidente municipal de 2000 a 2003. asumió la defensa legal de López Obrador en el desafuero que realizó la Cámara de Diputados y se encargó del juicio de inconformidad de la Coalición Por el Bien de Todos, que impugnó la elección federal del 2006.

Desde la fundación de Morena fungió como su representante ante el Instituto Nacional Electoral; también fue pieza clave para el ascenso electoral y político de Delfina Gómez en Estado de México junto con Higinio Martínez. Nadie podría dudar de su lealtad al proyecto lopezobradorista y ser sin duda uno de sus operadores para el despegue de Morena en esa zona del país.


Estos dos personajes, con sus trayectorias a cuestas, tendrán dos programas fundamentales para el buen desempeño del próximo gobierno federal. Muy probablemente que la oposición y la sociedad civil organizada pondrán bajo la lupa su desempeño, tanto por la cantidad de recursos que tendrán a su cargo, como por el uso de dos poblaciones que sin duda llevaron a López Obrador al triunfo electoral: jóvenes y adultos mayores.

AMLO verá a rectores de universidades públicas y privadas