Gobierno Federal
corral1200_notas25050218.jpg
Electoral, el fondo del acuerdo Corral-Segob
Lun 05 Febrero 2018 18:55

Muy pocas voces se han pronunciado a favor de los acuerdos alcanzados entre la secretaría de Gobernación y el gobernador de Chihuahua, el panista Javier Corral. Si bien se cubrieron todas las asignaturas pendientes, desde lo económico hasta lo penal, las críticas entre analistas y columnistas coinciden en que prevalece el interés electoral a la justicia y el cumplimiento de la ley.

Se garantizó que en esta misma semana se entregarán los 900 millones de pesos de participaciones federales pendientes a Chihuahua; sobre la extradición de César Duarte,  debe ser la Federación la que encabece el proceso, pero "para evitar suspicacias", el gobierno estatal será coadyuvante; finalmente a Alejandro Gutiérrez, ex secretario general adjunto del PRI, lo trasladarán de una cárcel estatal al Centro Federal de Readaptación Social No.9, ubicado en Ciudad Juárez.


No pasaron 24 horas, cuando en el aniversario de la Constitución -ni más ni menos, - el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, aseguró que el convenio fue "honorable" y aclaró que el gobierno no hace campañas políticas con el presupuesto. Desafortunadamente se observó desde el punto de vista de los analistas, que de manera inédita el gobierno federal cedió en las formas y en los plazos para entregar esa cantidad. 

El expediente César Duarte tarde que temprano deberá desahogarse a partir de su detención; por ello se advierte que en este apartado solo se hace una deferencia al gobierno chihuahuense, pues finalmente la Federación “lleva mano” en la ejecución.

La parte crucial que más señalamientos ha generado es el “intercambio” de prisiones al que será sometido Alejandro Gutiérrez, en particular para aclarar las acusaciones de haberle practicado actos de tortura. Allí el ganador fue el gobierno federal al “desarmar “ al gobernador de la coartada de presuntos abusos contra un político opositor; lo cierto es el caso ya está inmerso en una lógica electoral que no siempre es la mejor para el involucrado.


Se entiende que Navarrete Prida apuesta a la gobernabilidad, a dar un efectivo clima de tranquilidad durante estas semanas de precampañas, y sobre todo, cuando vengan las campañas reales, pero algunos advierten del costo político.

En estas horas, Corral “destapó” sus intenciones  al revelar los siguientes pasos a seguir: convocará a organizaciones, para articular un movimiento nacional contra la corrupción política, y a una “asamblea nacional sobre un nuevo federalismo tributario, más justo y transparente”. El futuro lo tiene a la vista.

AMLO se lanza vs Corral y lo acusa de hacer pura ‘faramalla’