Encontronazos AMLO-SCJN; Sánchez Cordero, será clave en relación

Gobierno Federal

amlo_scjn1200_notas7030818.jpg

Político MX

Vie 03 Agosto 2018 16:08

amlo scjn

Desde que era jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una relación complicada con la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), con más desencuentros que cordialidades. A pesar de sus dichos contra la Corte, el tabasqueño sumó a su futuro gabinete a la ministra en retiro Olga Sánchez Cordero, quien jugará un rol clave en la relación del gobierno de AMLO con el Máximo Tribunal. Aquí una revisión sobre los encontronazos de López Obrador con la Suprema Corte, aparecen temas como el desafuero y el recorte de salarios.

El Encino y el desafuero

En noviembre de 2000, el Gobierno del DF decretó la expropiación del predio El Encino, ubicado en la delegación Cuajimalpa. Para 2001, durante el mandato de López Obrador, los dueños del predio demandaron al gobierno, un juez les dio la razón. En 2004 la Procuraduría General de la República usó su facultad de atracción para encargarse del caso y acusó a AMLO, de desacato.  La PGR solicitó a la Cámara de Diputados iniciar un juicio de procedencia para determinar si Andrés Manuel debía perder su fuero y enfrentar un proceso penal.

Ante esto, perredistas a nombre de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal promovieron un recurso ante la SCJN, bajo el argumento de que el desafuero debía decidirlo la ALDF y no San Lázaro, en un intento por salvar a su líder, quien por esos años militaba en el PRD. Sin embargo, la Corte, rechazó frenar el proceso de desafuero en la Cámara de Diputados. Andrés Manuel cuestionó la actuación del Máximo Tribunal del país.

El 11 de agosto de 2011, seis años después llenos de vueltas legales, la misma Corte le dio la razón a AMLO y dictaminó no regresar a sus dueños originales el predio El Encino. La respuesta de López Obrador fue: “Se comprueba que el desafuero fue infundado”, destacó el trabajo de los ministros y agregó que el caso se trató de un plan del Gobierno Federal para evitar que él ganara la Presidencia en 2006.


Consulta por Reforma Energética

Andrés Manuel López Obrador, ya fuera del PRD y a punto de obtener el registro de Morena como partido político nacional, acudió en abril de 2014 a la Suprema Corte para entregar una carta a los 11 ministros y preguntarles, si era posible o no, realizar una consulta popular sobre la Reforma Energética del presidente Enrique Peña Nieto. Meses después AMLO interpuso un recurso, pero la Corte le dio un revés al declarar improcedente e inconstitucional la consulta popular propuesta por López Obrador sobre el sector energético.

“Si de por sí ya estaba en duda la honestidad de los ministros, ahora se ganaron con creces que se les tache de vulgares corruptos”, aseguró el morenista.


Conflicto por control de ALDF

La SCJN desechó una demanda de amparo interpuesta por el grupo parlamentario de Morena tras la destitución de su diputada local Flor Ivonne Morales como presidenta de la Mesa Directiva de la ALDF, en noviembre de 2017.

1200_ALDF_bb090718.jpg


Guerra de declaraciones en 2018

Durante su tercera campaña presidencial, Andrés Manuel López Obrador anticipó un recorte de sueldos a los altos funcionarios y puso la mira en la Corte: "Ministros maiceados y alcahuetes, ganan $650, 000 al mes, bajaremos los sueldos”.

En Atlacomulco, Estado de México, el tabasqueño preguntó: “¿Saben de algo que hayan hecho los de la Suprema Corte en beneficio de México, se han enterado de algo que hayan resuelto a favor del pueblo? Nada, respondió.

Una vez que se concretó su victoria en la elección presidencial, AMLO anunció que ahora sí le pasará la tijera al sueldo de los servidores públicos. Ante esto, el ministro presidente de la SCJN, Luis María Aguilar le dijo que las remuneraciones de los juzgadores no son privilegios inconfesables, sino que se trata de elementos necesarios para un servicio público indispensable, ineludible en un país democrático en búsqueda de tener paz. Después los ministros aceptaron “apretarse el cinturón”, no hablaron de bajarse el sueldo, pero sí de aplicar un programa de austeridad en 2019.

Andrés Manuel tiene a su lado a la ministra en retiro Olga Sánchez Cordero, a la que pondrá en el Senado tres meses, como parte de la bancada de Morena, y luego la hará secretaria de Gobernación, una vez que él asuma el poder. Ella bien podría ser la negociadora del tabasqueño con la Corte, una interlocutora que ayudaría en los momentos de tensión que se llegaran a presentar, tomando en cuenta que en el Proyecto de Nación de AMLO se contempla una propuesta para que los ministros ya no sean seleccionados por el presidente y el Senado, sino que se sometan al voto popular. 

Te puede interesar:
Someter a ministros a elección sería politizar justicia: Valadés

App Político MX

DESCARGA
NUESTRA APP

Degradado

y recibe lo mejor de Político.mx

Forma central Degradado
Político MX podcast

PODCAST

degradado Forma 45 grados

Escúchanos en estas plataformas:

degradado