Gobierno Federal
trump_tlcan_notas17250417.jpg
abcnews.com

EPN reúne a gabinete ante amago de Trump por TLCAN

Mié 26 Abril 2017 18:57

Donald Trump quiere llegar con resultados a sus primeros 100 días de gobierno. Pero entre las promesas aún por cumplir para sus electores o el gran público estadounidense, está redefinir el papel de Estados Unidos en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Hoy se soltó un auténtico “buscapiés” informativo que hasta obligó a una reunión de gabinete.

Al mediodía el presidente Enrique Peña Nieto se reunió con el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, y con el canciller Luis Videgaray, cuando concluyó la primera reunión del Foro de los Países de América Latina y del Caribe sobre Desarrollo Sostenible en el Salón Tesorería, de Palacio Nacional.

Como trascendió en diversos medios norteamericanos, el presidente de Estados Unidos evalúa firmar una orden ejecutiva para salirse definitivamente del TLCAN. No hay confirmación oficial, ni fecha establecida. Pero el efecto fue casi inmediato: el dólar cerró en 19.50 pesos, 30 centavos más que el día previo, y es su mayor alza desde el 18 de enero.

Hasta donde se ha informado, el enfoque del decreto parece diseñado para extraer mejores condiciones comerciales de Canadá y México; sin embargo, se plantea la posibilidad de que la administración de Trump se aleje de una de los mayores tratados comerciales en el planeta.

Hay que recordar que existe una cláusula en el protocolo del propio TLCAN:

- Según el artículo 2205 cualquiera de las partes, ya sea Estados Unidos, México o Canadá, puede comunicar, por escrito, su intención de salir del tratado.

- Antes de enviar la notificación, se deberá someter la decisión a la aprobación del Congreso respectivo.

En caso de que se apruebe la decisión de romper con el TLCAN, se deberá notificar a los países participantes y a la Organización Mundial del Comercio para que empiece el proceso de salida, el cual durará aproximadamente 6 meses.

Trump quiere llegar con dinero sobre la mesa en los primeros 100 días de una presidencia con los niveles más bajos de aprobación que se recuerden en la historia reciente de Estados Unidos. Por ello esta presión no oficial y en los medios de internet.

El gobierno mexicano debe actuar rápido y a tiempo, al menos en el ámbito mediático ante cualquier contingencia que genere esta decisión. Una prueba más que se ve en el horizonte para demostrar el verdadero carácter de esta administración.