Gobierno Federal
esparza_notas24130717.jpg
FOTO: MARGARTIO PÉREZ RETANA /CUARTOSCURO.COM

EPN y Ruiz Esparza, presionados por el socavón previo al informe

Jue 13 Julio 2017 21:26

Poco a poco, la tragedia en el socavón del Paso Express de la autopista México-Acapulco se convierte en “una bola de nieve” de reclamos, críticas y señalamientos para el Gobierno Federal. Gerardo Ruiz Esparza, uno de los funcionarios más consistentes en la administración de Enrique Peña Nieto, es “la presa” de la oposición en las semanas por venir.

No queda duda que más allá de la inevitabilidad de las dos víctimas mortales, se vuelve a poner a prueba la política de “control de daños” y reacción mediática del Gobierno.

El presidente pidió no hacer juicios anticipados sobre las causas que provocaron el socavón; dijo que es necesario que se realicen los peritajes y la debida investigación para deslindar responsabilidades.

Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes, intenta llevar la discusión al tema técnico. En entrevistas subrayó que ya ha instruido que exista un peritaje por parte del Colegio de Ingenieros para saber si hay alguna responsabilidad de la empresa constructora y en caso de que haya alguna se pague por ella. 


Pero a la oposición y un sector del PRI quiere confrontar al funcionario, y eventualmente, su salida: 

- La coordinadora del PRD en el Senado, Dolores Padierna, sostuvo que el funcionario deberá explicar la larga cadena de interrogantes económicas y de planificación de la obra.


- El presidente del Consejo Nacional del PRD, Ángel Ávila, demandó al titular de la SCT que presente su renuncia al cargo de manera inmediata.

- El vicepresidente de la Mesa Directiva de San Lázaro, el panista Javier Bolaños, señaló que más allá de pedir renuncias, los funcionarios deben mantenerse en el cargo y responder puntualmente por qué no atendieron las alertas.


-El portavoz de los diputados panistas, Jorge López, afirmó que sus compañeros sí exigen el cese del secretario y la realización inmediata de una auditoría técnica al también llamado “paso de la muerte”.

El asunto, si no se resuelve y sanciona de manera efectiva, se volverá una carga para el V Informe de Gobierno del presidente. A fin de cuentas se ataca una de las líneas de flotación de su régimen, que es la efectividad en el avance de las obras de infraestructura; para muchos lo indignante es “la fiesta” con que se presentó este Paso Express, y cuyo testimonio está a solo un clic de rememorarse por haber ocurrido hace 3 meses.

Todos los elementos se conjuntan en una especie de “tormenta política perfecta” para una administración que va de salida y busca cerrar lo mejor posible ante el reto que significa la siguiente elección presidencial.