Gobierno Federal
epn_trump_notas24290617.jpg
Cuartoscuro

EPN y Trump se verán en el G20, ¿qué riesgos corren?

Jue 29 Junio 2017 19:05

En poco más de una semana Enrique Peña Nieto y Donald Trump estarán reunidos por primera vez como presidentes en la reunión del G20 en Hamburgo, Alemania. Más allá de la imagen de verlos juntos, ambos mandatarios llegarán con pendientes y “negativos” importantes en lo interno, así como en la agenda bilateral.

Además de los temas cruciales como migración, el plan para la construcción del muro y seguridad común, los presidentes de México y Estados Unidos compartirán el asedio mediático y político en situaciones de presunto espionaje y credibilidad afectada.

Con sus diferencias, no deja de ser irónico que Trump aún estará bajo la sombra del “Rusiagate” y los verdaderos motivos por los que ordenó el despido de James Comey como director del FBI mientras investigaba esa presunta intromisión rusa en las elecciones presidenciales de 2016; y con Peña Nieto seguramente habrá cuestionamientos sobre el supuesto espionaje a periodistas y activistas.

Ninguno de los dos podrá presumir que llega con gran fortaleza política y de popularidad en sus respectivas naciones.

Sin embargo en el plano diplomático, en un vitrina de ese alcance entre las 20 naciones más desarrolladas y en ascenso a nivel global, la discreción y mesura de Enrique Peña Nieto será más notoria que los desplantes y rudeza del magnate vuelto presidente; la reunión del G7 y de la OTAN son el mejor antecedente de cómo se desenvuelve Trump en esos ámbitos.

Por supuesto que si hay una reunión bilateral privada y con algún pronunciamiento conjunto posterior, habrá que estar atentos a los temas abordados. Al llegar ese fin de semana del 7 y 8 de julio faltará poco más de un mes  para que inicien de manera formal las pláticas para la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte; esa cercanía puede resultar fundamental para la óptica de la revisión global.

Ver a Peña Nieto y a Trump juntos no será solo la imagen de primera plana. Puede ser un punto de inflexión para el corto y mediano plazo entre ambas naciones.