Gobierno Federal
32_calderon_medina_mora_garcia_luna_mexicolibre_notas110520ct.jpg
Fotos: Cuartoscuro.com

García Luna y Medina Mora, su impacto en el México Libre de Calderón

Lun 11 Mayo 2020 19:38

Este 2020 es un año fundamental para el proyecto político del expresidente Felipe Calderón pues se definirá si su organización “México Libre” se convierte en partido oficial con registro, con miras a participar, sí en 2021 pero sobre todo en 2024. Sin embargo, el camino se vuelve por demás empedrado porque dos expedientes han surgido en fecha reciente: los casos Genaro García Luna y Eduardo Medina Mora como funcionarios en el sexenio 2006-2012. Lo que surge alrededor de ambos tiene un impacto directo en la narrativa que el exmandatario busca construir en esa apenas naciente fuerza política.

¿Qué le falta a “México Libre”?

México Libre ya logró reunir 239 mil 513 firmas de ciudadanos afiliados, lo cual representa un avance de 102.4 por ciento con respecto a los requisitos mínimos que pide el Instituto Nacional Electoral (INE) para convertirse en partido político. En torno a las asambleas requeridas, informó que hizo 231 asambleas distritales, que representan un avance de 115.5 por ciento.

Si la emergencia sanitaria del coronavirus o COVID-19 lo permite, el 1 de julio está agendado que el órgano electoral dictamine si procede o no el registro como partido político nacional de cada una de estas asociaciones; actualmente hay 25 organizaciones activas que han enviado sus afiliaciones.

García Luna: el misil político perfecto

No son pocos los adversarios políticos de Calderón Hinojosa, así como expertos y analistas políticos, que simplemente consideran increíble que desde su posición como presidente de México no estuviera al tanto de lo que hacía o de los eventuales nexos de su secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, hoy detenido en Estados Unidos. Es para sus adversarios “el misil político perfecto” para atacar buena parte de su administración.

Está pendiente corroborar los presuntos nexos con el cártel de Sinaloa, cuyo juicio tiene una duración incierta; pero a últimas fechas se abrió la discusión para establecer si García Luna sabía el entramado original y el despliegue del fallido operativo “Rápido y Furioso” de 2007 a 2011; la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos (ATF) lo planteó para introducir miles de armas con chip a México para vender a presuntos criminales y así seguirles el rastro.

De esa manera la ATF permitió que 2 mil 500 armas fueran compradas ilegalmente y transportadas a México, donde grupos de narcotraficantes combatían entre ellos y con las autoridades. Se insiste en las dudas sobre si García Luna lo sabía o no, qué tan a fondo y si informó a la Presidencia. De concretarse México Libre, casi en paralelo con el eventual juicio del exfuncionario, su puesta en marcha tendrá “el nubarrón” de este caso que genera tantos puntos de vista encontrados y de carácter crítico con todo lo que se refiera a Felipe Calderón.

Medina Mora, el “as” inesperado

En el horizonte de esta nueva alternativa política se atraviesa un personaje un tanto inesperado. Documentos de ATF muestran que Eduardo Medina Mora, exprocurador General de la República, sí supo sobre entregas controladas de armas de fuego al menos desde 2007.

Esto surge a partir de los memorandos revelados por la periodista Dolia Estévez; allí se sabe que Medina Mora envió al exfuncionario Carlos Fernando Luque Ordóñez como agregado de la extinta PGR en Phoenix para coordinar el proyecto “Gunrunner”, iniciado en 2006.

Posteriormente el 16 de noviembre de 2007 el Fiscal General de Estados Unidos, Michael Mukasey, se reunión con Medina Mora en Washington DC. De allí trasciende que la oficina de la ATF informó que ha trabajado conjuntamente con México “en el primer intento por tener una entrega vigilada de armas que están siendo contrabandeadas a México por grandes traficantes de armas”.

Esta cadena de sucesos fue abordada en la conferencia mañanera de Palacio Nacional. “La periodista Dolia Estévez dio a conocer información desclasificada y ella con esa información da a conocer que sí sabía el entonces procurador Medina Mora, el procurador de Estados Unidos tenía comunicación con el procurador de México, Medina Mora, eso es lo que aparece en la información”, detalló el presidente López Obrador con lo que virtualmente se abre “otro hilo” a seguir de la administración calderonista.

El futuro de México Libre como una organización política con credibilidad y una alternativa real para los electores nacería, hasta el momento, bajo la sombra de la administración calderonista con esos dos expediente que no han cerrado del todo. ¿Qué plantean algunos analistas? una reinvención no solo de membrete sino de ofertas y planteamientos; por ahora el panorama se ve por demás complicado.

Chapo, Zetas y la Familia, cárteles beneficiados con Rápido y Furioso