Gobierno Federal
6_aspirantes_nuevo_rector_unam_notas_300919_ml.jpg
Fotos: Cuartoscuro.com/DGCS UNAM

Graue, Cuéllar y Salazar: así van los destapes por la Rectoría de UNAM

Lun 30 Septiembre 2019 22:00

En el primer año del sexenio de la Cuarta Transformación corresponde que una de las instituciones clave del país, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), enfrente un proceso de renovación en su Rectoría. Un proceso que siempre entraña reacomodos e incertidumbre no solo en la comunidad sino a nivel político; por ello no pocos empiezan a preguntarse cuál debe ser el rector adecuado para la comunidad universitaria y el nuevo régimen. Por lo pronto así van "los destapes" de aspirantes.

Desde el 27 de septiembre inició la auscultación para que integrantes de la Junta de Gobierno escuchen las propuestas u opiniones de la comunidad universitaria; quienes deseen emitir argumentos en apoyo de alguno de los candidatos, o hacer señalamientos sobre los diversos perfiles, podrán acudir ante funcionarios universitarios hasta el 31 de octubre.

Proceso para renovar o reelegir rector en la UNAM


Hasta el cierre de esta nota, tres personajes han alzado la voz para decir “Sí” al proceso: el actual rector, Enrique  Graue Wiechers; el director del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) Pedro Salazar; y la directora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, Angélica Cuéllar, de donde es egresado el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Para dimensionar el momento que vive la UNAM, recordemos que Medicina, Derecho, Ingeniería y Ciencias exactas son los que han dado la mayor cantidad de directivos entre 1946 y 2019: ha habido siete rectores médicos, dos abogados, dos científicos, dos ingenieros y solo un sociólogo.

Desde 1999, el grupo de Medicina ha mantenido tres rectorías consecutivas: Juan Ramón de la Fuente, José Narro y Enrique Graue, quien de reelegirse haría que se tuvieran 26 años con médicos al frente de la institución.


Por ello es que hay quien habla de que esta es la ventana de oportunidad para un cambio de época en la institución; sobre todo por que los críticos de Graue advierten que si bien hay estabilidad, crecimiento en algunos indicadores y una buena reputación dentro y fuera del país, aún están pendientes las transformaciones de fondo y se ha agravado el tema de la inseguridad en el campus de Ciudad Universitaria. Otros lo respaldan para dar continuidad a su proyecto.


Otros analistas apuestan a que se abra una nueva oportunidad para Pedro Salazar Ugarte, especialista en teoría de la constitución, teoría política y derechos humano, quien se quedó en la orilla en el anterior proceso. Su actitud crítica a las políticas de seguridad de los recientes sexenios podría servirle para ser un rector de ruptura y que traiga de vuelta a los expertos en Derecho.


En el caso de Angélica Cuéllar, los analistas ponen sobre la mesa tres banderas a su favor: sería por demás significativo que se pudiera tener a la primera rectora de la historia; es una socióloga que ofrece sumar conocimiento para enfrentar la desigualdad de género, la prevención y erradicación de la violencia, asuntos prioritarios para la coyuntura actual; y que desde el gobierno no se vería con malos ojos que la titular de la escuela de donde egresó el presidente sea la nueva encargada de la “máxima casa de estudios”.


En el proceso de auscultación anterior -para el rectorado 2015-2019- participaron cerca de 34 mil personas, entre estudiantes, académicos, investigadores, trabajadores y ex alumnos. A final de cuentas los 15 integrantes de la Junta de Gobierno deberán valorar cuál es el rector o la rectora que más se requiere en los tiempos de la 4T.


UNAM es número uno en Twitter con más de 3 millones de seguidores